Fallo de la Corte allana el camino para volver a usar glifosato Destacado

Fallo de la Corte allana el camino para volver a usar glifosato

Redacción Hechos.com

Víctor Mariño Delgado

Esta semana la Corte Constitucional emitió un auto en el cual hizo aclaraciones   a los alcances de su fallo que restringía el uso de este herbicida para fumigar los cultivos de coca.

La propuesta más alentadora para los partidarios del uso del glifosato es que no se debe demostrar ausencia absoluta de riesgos y daños para la salud, para que se pueda utilizar la aspersión aérea como una herramienta más en la lucha contra los cultivos ilícitos.

¿Qué es el glifosato?

El glifosato es el herbicida más utilizado en todo el mundo. Inhibe una enzima que es esencial para el crecimiento de una planta. Se empezó a comercializar en 1974 para el control de las malezas. La multinacional estadounidense Monsanto descubrió y patentó la molécula original del glifosato y mantuvo la patente en los EE.UU. hasta el año 2000. Hoy muchas otras empresas han registrado sus propios productos herbicidas a base de glifosato. En España hay más de 100 productos autorizados para la agricultura, silvicultura, jardinería y aplicación doméstica que lo contienen.

¿Qué dicen los expertos sobre sus riesgos cancerígenos?

No existe unanimidad entre la comunidad científica. De ahí toda la polémica. Durante años el glifosato estuvo clasificado en el grupo 4 de agentes probablemente no carcinogénicos para humanos. En 2015, la situación cambió cuando la Agencia Internacional del Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud, lo incluyo en el grupo 2-A emitiendo el siguiente concepto: “El agente (o mezcla) es probablemente carcinogénico para el hombre”. Esta categoría se usa cuando existen pruebas limitadas de la carcinogenicidad en humanos y pruebas suficientes de la carcinogenicidad en experimentación animal.

En esta categoría también se encuentran la carne roja, el mate caliente, las lámparas bronceadoras, los gases de combustión de los automóviles y hasta el trabajo por turnos que implica una interrupción en la normalidad de los patrones de sueño.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) y las agencias europeas EFSA (seguridad de los alimentos) y ECHA (sustancias químicas) siguen manteniendo que el glifosato, cuando se utiliza según las indicaciones de la etiqueta, no supone un riesgo para la salud humana, el medio ambiente o los animales domésticos.

 

Las medidas que se están tomando en Europa

Después de dos años de debates especialmente intensos, en 2017 los estados miembros de la Unión Europea decidieron renovar por cinco años la licencia del glifosato. La Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la UE, justificó la decisión por el visto bueno de sus agencias científicas. El gobierno francés prometió que el glifosato quedaría prohibido en parte en 2021 y totalmente dentro de cinco años. En el caso español, hasta ahora, el ejecutivo ha tenido una posición favorable a la continuidad de este herbicida.

En Colombia se debe tener en cuenta el acuerdo de paz

Los magistrados señalaron que cualquier decisión que se tome debe garantizar el respeto por el punto cuarto del acuerdo.

Según ese punto firmado en La Habana el Gobierno priorizará la erradicación voluntaria de los cultivos ilegales pero no renuncia a la fumigación. De hecho, el acuerdo señala que cuando no haya acuerdo con las comunidades se procederá a la erradicación manual y luego a otros “instrumentos que crea más efectivos, incluyendo la aspersión”.

Redacción Hechos.com

Víctor Mariño Delgado

 

 

volver arriba