Medio Ambiente

Medio Ambiente refuerza la vigilancia en los nidos de halcón tagarote del sur de Tenerife

El Cabildo de Tenerife, a través del área de Medio Ambiente, ha reforzado la vigilancia en los nidos de halcón tagarote (Falco pelegrinoides) del sur de la isla con el fin de preservar esta especie, que se encuentra incluida en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias.

Los agentes de Medio Ambiente y vigilantes de Espacios Naturales de la Corporación insular, en coordinación con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, han realizado más de 230 visitas en lo que va de año para hacer un seguimiento de esta situación.

En total se han vigilado 19 posibles parejas y sus nidos, habiéndose constatado el nacimiento de 19 crías, de las cuales 12 fueron anilladas por personal del Grupo de Ornitología e Historia Natural de las Islas Canarias, en el marco de un estudio a largo plazo sobre la ecología de esta rapaz de Tenerife.

Por el momento, los resultados que se han obtenido han sido positivos, ya que no se han registrado robos en los ejemplares que se tienen controlados desde el inicio de la campaña. Estos trabajos se prolongarán hasta finales de año.

Fuente: ElDiario.es

 

¿Estresado y triste a causa del aluvión de malas noticias sobre medio ambiente?

Desde la amenaza de extinción de un millón de especies hasta la invasión de los de los microplásticos en la comida o el deshielo en Groenlandia, que tan gráficamente muestra la imagen incluida en esta nota, afloran las noticias sobre la catástrofe medioambiental. Compartimos algunos consejos para poner nuestro granito de arena y combatir la ansiedad y la pesadumbre que generan. 

Una ballena muerta descansa en la playa Limantor en la estación Point Reyes, en el norte de San Francisco, California. 

Crédito: STEPHEN LAM/REUTERS
 

Glenn Fieldman, profesora de Estudios Ambientales en la Universidad de San Francisco (SFSU), está acostumbrada a que los alumnos lloren en su despacho. No por las malas notas, sino por el desconsuelo que les produce la situación actual en relación al cambio climático, cada día un poco peor que el anterior. “Es cada vez más preocupante la sensación de impotencia y de malestar”, señala Fieldman a Univision Noticias. “A veces no sé qué decirles. Yo misma me pregunto si de verdad quiero dejar de sentirme mal ante una situación tan alarmante; no estoy segura”.

No faltan motivos para sentirnos mal, desde luego. Los microplásticos forman parte de nuestra dieta (ingerimos más de 50,000 partículas al año y respiramos otras tantas); el destino de un millón de especies está en juego a causa de las acciones de la humanidad, según un devastador informe de Naciones Unidas publicado en mayo. “El estado general del medio ambiente ha seguido deteriorándose en todo el mundo. La incapacidad constante para adoptar medidas urgentes está teniendo repercusiones negativas sostenidas y potencialmente irreversibles sobre los recursos ambientales esenciales y la salud humana", indica el estudio elaborado por 250 científicos y expertos de 70 países. 

Lejos de adoptar medidas urgentes, el gobierno de Trump niega el problema y oculta los informes graves sobre cambio climático. Y esto, en sí mismo, una fuente de enorme estrés para los expertos que, como Fieldman, luchan para concienciar sobre la necesidad del problema dentro y fuera de las aulas. “La reelección de Trump sería catastrófica en relación a la lucha contra el cambio climático”, dice Fieldman, que reconoce haber padecido muchos desvelos con el mandatario y sus iniciativas para recompensar a las industrias que producen gas de efecto invernadero.

Los alumnos de Fieldman no son, por supuesto, los únicos en sentir ansiedad en torno a la situación actual. Hay incluso un término para definir este malestar: solastalgia, la palabra que describe el malestar que se produce por el impacto del cambio medioambiental en la gente. Y se ha convertido en una preocupación tal que la Asociación Psicológica Americana lanzó hace un par de años una guía para ayudar a los proveedores de salud a lidiar con conflictos relacionados con el cambio climático.

El cambio climático relacionado con las emisiones de gases de efecto invernadero ha supuesto un record de altas temperaturas y tormentas extremas, sequías e incendios como los que asolan California. Estos desastres ambientales relacionados con el cambio climático tienen un impacto muy grave en los supervivientes, de acuerdo con las Naciones Unidas, que advierte del incremento de suicidios, depresión, ansiedad o estrés postraumático. Incluso para las personas que no están directamente afectadas por estos eventos, el cambio climático supone un importante elemento de estrés, advierten los CDC.

Fuente: Univision

Se extinguen plantas prehistóricas de Colombia

Vivieron entre dinosaurios y les sirvieron de alimento, pero hoy enfrentan diferentes grados de amenaza. Más del 50% de las 23 especies del género Zamia existentes en el país se encuentran en peligro, según un informe publicado por la Sociedad Colombiana de Cycadas (SCC).

Hay 79 de estos fósiles vivientes en el mundo, según el Instituto Humboldt, que pertenecen al grupo de las Cycadas y son parientes de los Pinos y Cypreses; las más antiguas encontradas en islas del Caribe como Cuba, Haití, Puerto Rico, Jamaica o República Dominicana.

Cada vez quedan menos en cuanto a distribución y número. Esto debido al cambio de uso de suelo para actividades agropecuarias, la transformación de zonas naturales, la tala indebida de árboles y, la extracción excesiva de forma no sostenible para su comercialización, cuenta Cristina López Gallego, Coordinadora del Grupo de especialistas de Plantas de Colombia de la IUCN.

Además, la Estrategia Nacional para la Conservación de Plantas del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible las identificó como un grupo prioritario para la orientación inmediata de acciones que promueven la conservación de sus hábitats.

Un atlas para conocerlas

Ante la situación, el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt publicó en el mes de mayo un Atlas de Biodiversidad de Colombia. Su primer volumen fue sobre zamias.

En la publicación asesorada por expertos en botánica, clasifican las especies colombianas con información sobre el entorno, su distribución en el país, las condiciones bioclimáticas y la representatividad en áreas protegidas, para incrementar su conocimiento y conservación.

El objetivo principal de la publicación digital es brindar información para la toma de decisiones a través de la ampliación del conocimiento y apoyar diferentes procesos como la evaluación de extinción de especies y sus planes para la protección, dicen los expertos en el informe.

Actualmente, según el estudio presentado, ocho especies se encuentran en categoría de amenaza: peligro crítico, igual cantidad en amenazada y cuatro en vulnerable.

Características

A la mayoría su proceso de crecimiento le tarda entre uno y cinco siglos para tener un tronco de un metro de alto, explica el Instituto Humboldt.

La preservación es fundamental dentro de los diferentes ecosistemas, ya que además de su valor prehistórico, los murciélagos y algunas aves las visitan para absorber semillas.

¿Cómo protegerlas?

Desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, con ayuda de instituciones especializadas, se desarrolló un Plan de acción para la conservación de las zamias de Colombia. Con esto se ha logrado desarrollar acciones de educación ambiental y gestión con autoridades ambientales, señala Cristina López.

Añade que la conservación depende de las acciones de todos los miembros de la sociedad y para ello se requiere tomar decisiones sobre la producción y el consumo.

Fuente: El Colombiano

Descartan daños ambientales en Galápagos por operaciones aéreas de EEUU

El gobierno ecuatoriano dijo este miércoles que “los vuelos de una aeronave estadounidense para controlar el narcotráfico y la pesca ilegal puedan provocar un daño ambiental en  las Islas Galápagos”.

Este miércoles Ecuador descartó la posibilidad de que sean las aeronaves del país norteamericano las causantes del daño ambiental en Galápagos que además es declarada por la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad.  

“La participación del avión Orion P-3 en operaciones contra bandas narcotraficantes y otras que cometen delitos como la pesca ilegal, no supone riesgo alguno para el medio ambiente de las Islas”, señaló la cancillería en un comunicado.

La cartera agregó que el país “mantiene inalterable” su política de conservación del archipiélago de Galápagos, que posee un gran valor científico por su flora y fauna únicas en el mundo.

Ecuador “combate y combatirá a la delincuencia internacional organizada con sus propios recursos y por medio de la cooperación internacional; lo que no se opone a cuidar al mismo tiempo el patrimonio natural de nuestro país”, señaló el canciller José Valencia, citado en el comunicado.

La cancillería alegó que a Galápagos llegan mensualmente en promedio 252 vuelos civiles, por lo que “los anuncios sobre el impacto ambiental de uno o dos vuelos mensuales del Orion P-3 a las Islas carecen evidentemente de sustento”.

Legisladores ecuatorianos habían expresado su preocupación por posibles afectaciones a la soberanía del país y al frágil ecosistema de Galápagos por los vuelos de la aeronave estadounidense, lo que llevó a las comisión de Relaciones Internacionales del Congreso a convocar al ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, para que explique el convenio con Estados Unidos que permite esas operaciones.

Las autoridades han expresado que el acuerdo de asistencia con Washington permitirá a los aviones estadounidenses reabastecerse o posar en las Galápagos en una misión de reconocimiento aeromarítimo, mas no permanecer indefinidamente en las islas.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, apuntó la víspera que su país resguarda “con celo” a las islas Galápagos y aclaró que “la vigilancia aérea es una actividad conjunta entre varios países para cuidar este patrimonio mundial” ubicado a 1.000 km de la costa ecuatoriana.

Desde septiembre pasado, en el marco de un acuerdo entre Quito y Washington, un avión Orión P3 de Estados Unidos realiza vuelos para el control del narcotráfico y pesca ilegal, usando como punto de partida la ciudad costera de Guayaquil (suroeste).

La operación de la aeronave es parte de la cooperación entre ambos países que se reactivó en junio del año pasado, cuando Moreno recibió al vicepresidente estadounidense Mike Pence en Quito. Ecuador y Estados Unidos mantuvieron tensas relaciones durante la década de gobierno del socialista Rafael Correa (2007-2017), exaliado de Moreno.

Fuente: El Heraldo

¿Decidir no tener hijos es la solución para salvar el planeta?

La idea de no traer más personas a este mundo, porque ya ‘no hay cama para tanta gente’, no es algo precisamente nuevo. Pero el antinatalismo se está nutriendo, y con fuerza, de una tendencia cada vez más importante entre los jóvenes: la causa medioambiental.

A través de Internet, grupos de ‘millennials’ y ‘centennials’ de todo el mundo discuten sobre cómo mitigar el daño causado al medioambiente por el hombre y qué se puede hacer para tratar de frenar o revertir la situación. Y entre las opciones, el no reproducirse suele citarse como uno de los aportes individuales de mayor impacto que una persona puede hacer.

La discusión ha llegado a tal nivel, que hace poco la congresista estadounidense Alexandria Ocasio-Cortez publicó un video en su cuenta de Instagram, con más de 2,5 millones de seguidores, en el que dice: “Es legítimo preguntarse si está bien tener hijos ante el cambio climático (...) Existe un consenso científico de que las vidas de esos niños serán muy difíciles. Y esto lleva a los jóvenes a tener una pregunta legítima: ¿está bien tener hijos?”.

Y aunque el planteamiento parezca extremo, la evidencia sobre la mesa convierte a este asunto en algo que amerita, cuando menos, una reflexión.

Según un estudio reciente de Naciones Unidas sobre la biodiversidad en el planeta, entre 500.000 y un millón de especies animales y vegetales se verán amenazadas de extinción por la acción del ser humano. Y esto se suma a otras cifras no menos inquietantes, por ejemplo, que se ha reducido un 26 % la cantidad de agua dulce disponible por cada habitante, ha aumentado en un 75 % las zonas muertas en los mares y que cada día depositamos ocho millones de toneladas de plástico en los océanos. 

Pero hay más: cada año desaparecen más de 13 millones de hectáreas de bosques, las poblaciones de animales han disminuido en un 58 % en los últimos 40 años, las emisiones de CO2 crecieron 2,7 % en el 2018 hasta llegar a la cifra récord 37,1 gigatoneladas, los últimos tres años han sido los más calurosos de la historia del planeta. La lista de datos es tan interminable como alarmante. Y más aún cuando se prevé que la población mundial aumente de las 7.600 millones de personas actuales a cerca de 10.000 millones para 2050. Solo la demanda mundial de alimentos, que se estima crecerá un 50 % durante este período, ejercerá una enorme presión sobre la forma en que se utiliza la tierra, para no hablar de los mayores niveles de CO2 y otras formas de contaminación, así como la mayor depredación de los cada vez más escasos recursos naturales.

A Colombia la discusión llegó hace rato. De hecho, a comienzos de este año se hizo muy visible por cuenta de Nathalie Gómez (30) y Andrés Molina (39), una pareja que divulgó en redes sociales su decisión de no tener hijos como una forma de aportar al cuidado del medioambiente.

Es legítimo preguntarse si está bien tener hijos ante el cambio climático (...) Existe un consenso científico de que las vidas de esos niños serán muy difíciles

 

Fuente: El Tiempo

En Día del Medio Ambiente, revelan las principales deudas con los ecosistemas en Cali

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, el alcalde de Cali, Maurice Armitage, presidio su consejo de gobierno con el gabinete municipal en el monumento de Cristo Rey, en el cerro Cristales.

El alcalde junto a sus funcionarios dieron a conocer las cifras que dejan en evidencia la recuperación ambiental que tuvo el cerro, el cual fue afectado por un incendio provocado por manos criminales, que arrasó con más de 114 hectáreas de árboles y vegetación.

La directora del Dagma, Claudia María Buitrago, manifestó que se lanzó el plan Ave Fénix para recuperar los alrededores de Cristo Rey, en septiembre de 2018, se han sembrado en el cerro más de 13.600 árboles, mediante 39 jornadas en las que han participado más de 6.500 caleños.

Por su parte, el alcalde manifestó que “la recuperación total del cerro de Cristo Rey es un hecho, seguimos sembrando, seguimos recuperando nuestros cerros y protegiendo nuestros Farallones. Es muy agradable ver que hoy en día toda la parte de Yanaconas está reforestada, los caleños tenemos que seguir cuidando nuestro medio ambiente y nuestra calidad del aire, y eso lo logramos sembrando más árboles, usando la bicicleta y con los buses eléctricos que le vamos a meter al MIO”.

Asimismo, la directora del Dagma recalcó que dado a que la reflexión se dio a partir de la calidad del aire, Cali tiene todo por mostrar. “Por eso estamos hoy todo el Gabinete, sembrando árboles. Los árboles son vida pues son el hábitat de especies menores de fauna y flora, son mejor calidad de aire, protegen los suelos para que sean capaces de mantener más agua y también son felicidad”.

Vale mencionar que la ciudad de Cali adelanta una serie de acciones para seguir garantizando una excelente calidad del aire en el futuro, debido a las decisiones tomadas por parte del alcalde como lo son el impulsar la movilidad en bicicleta, apostarle a los buses eléctricos para el MIO y comprometerse con el cuidado de cuencas y la reforestación de los cerros.

“Ahora que se está acabando el invierno tenemos que promover mucho el uso de la bicicleta. Tenemos 140 kilómetros de ciclovías y tenemos que llegar a más de 200 kilómetros. Yo envidio el tema de la bicicleta en Bogotá, una ciudad que tiene un clima inhóspito y pese a eso la gente usa masivamente la bicicleta. Eso tenemos que hacerlo acá que tenemos un clima fabuloso. Las empresas nos tienen que ayudar a incentivar el uso de este tipo de alternativas”, sostuvo Armitage.

Se espera que para los próximos 10 años, en la medida en la que ingresen nuevos buses del sistema Mío y se haga la reposición de los actuales, se transforme la flota de transporte del MIO y sea eléctrica en su totalidad. Por otro lado, se tiene previsto que en un mes empiecen a circular los primeros 26 buses electicos del Mío.

 

Fuente: 90 Minutos