La tecnología detrás de este traje de Iron Man volador real (spoiler: hay truco) Destacado

Fuente: As.com Fuente: As.com

Desde que Robert Downey Jr. lo inmortalizó para siempre en la película que generó todo el cine actual de superhéroes, la primera Iron Man en 2008, la idea de volar de manera autónoma gracias a una armadura es algo que ha cobrado todavía más fuerza dados los millones de nuevos fans que el personaje ha ganado. Hemos visto a cosplayers de talento hacerse armaduras Mark con cascos como el de la película. E inventores británicos lograr despegarse del suelo. Pero el último en intentar crear un traje funcional ha sido Adam Savage, uno de los dos miembros del popular show Mythbusters, Cazadores de Mitos.

Savage builds: Iron Man Mark II

Savage ha decidido volver a la TV con un nuevo show en Discovery Channel llamado ‘Savage Builds’ (Savage construye), en el que se dedica como indica el título a construir cosas y ponerlas a pruebas tras consultar con otros constructores y expertos. Y para debutar bien, el primer episodio de Savage Builds esta dedicado a crear un traje de Iron Man que aparte de volar sea a prueba de disparos. Todo un desafío que incluso a día de hoy, 11 años después de la icónica Iron Man, sigue siendo tecnológicamente muy complejo.

Como vemos en este avance de YouTube (el episodio completo está disponible gratis, pero restringido de momento a espectadores USA), el primer paso es imprimir el traje de Iron Man, basado precisamente en el diseño de la Mark II que vimos en el primer film que inició el universo fílmico de los Vengadores. Toda la construcción es una impresión en 3D de Mark II hecha de titanio, que como vemos aquí es capaz de aguantar unos cuantos impactos de bala. Pero, ¿y lo de volar? ¿Lo consigue? Pues técnicamente sí, pero claro, hay truco.

Un traje de Iron Man volador

Para conseguir que el traje levante el vuelo, Savage se vale del experto Richard Browning de Gravity Industries, conocido por haber diseñado su propio jetpack y volado con él, y básicamente por ser una especie de Tony Stark real. El propio Browning se viste con la armadura y la hace volar, pero la clave es que debe usar un aparatoso y voluminoso dispositivo en forma de jetpack a la espalda de la Mark II y propulsores enormes en las manos. Básicamente el concepto de su propio traje Daedalus que presentó en 2017,  que cuesta 250.000 dólares y que según Browning permitirá a quien la lleve volar a cientos de kilómetros por hora.

¿Consigue volar? Digamos que se despega del suelo y se alza a cierta distancia, planeando igual que Tony Stark cuando prueba esa armadura en la peli. Pero ya lo de volar a reacción por el aire parece mucho más complicado de lo que la ciencia y tecnología actuales pueden conseguir. Sobre todo por el componente de riesgo, ya que lo que debes llevar a la espalda y en las manos son propulsores alimentados por combustible fósil. Y en caso de incluso la más mínima fuga imaginad el riesgo mortal que representaría.

Fuente: As.com

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba