Pensionados de Policía y Ejército piden mejor servicio de salud Destacado

Néstor De Ávila Néstor De Ávila

Jubilados de la Policía y Ejército reclaman mejor servicio de salud y nivelación salarial.

Pensionados de la Policía y el Ejército protagonizaron una marcha este miércoles en la calle 44, al sur de Valledupar, reclamando al gobierno nacional un mejor servicio de salud y nivelación salarial. Con pancartas exigieron que se optimicen sus condiciones como personal en retiro de las fuerzas del Estado.

Indicaron que el Gobierno le ha entregado más beneficios a los exguerrilleros de las Farc que a ellos que prestaron sus servicios por más de 20 años al país. “No es justo que a le den más beneficios a quienes hicieron tanto daño que a nosotros que trabajamos por la patria”, indicó Carlos Mármol, uno de los manifestantes.

Por su parte, Elvin Palacio, agente de la Policía retirado, indicó que “estamos marchando porque no nos han restablecido nuestros derechos en lo que tiene que ver con una salud digna y los reajustes salariales, en este sentido el gobierno se ha hecho el de la vista gorda”.

A finales de mayo pasado, los pensionados de la Policía realizaron una huelga de hambre por 24 horas, en protesta por lo que consideran un mal servicio de salud por parte de la Dirección de Sanidad de la institución.

Néstor De Ávila

Algunos de los manifestantes se encadenaron frente a las instalaciones de la entidad de salud en Valledupar para exigir que no les sigan vulnerando sus derechos en atención a los servicios asistenciales.

Por lo menos 300 pensionados protagonizan la manifestación pacífica, en aquella ocasión, precisando que se encuentran en una situación precaria por no contar con los servicios médicos, ni medicamentos oportunos.

“Esta es una protesta programada a nivel nacional, por los malos servicios y abusos que están cometiendo los directores de sanidad con los usuarios, con las personas que hemos dado lo mejor de nuestras vidas, de nuestros años, y después de haber terminado, no tenemos servicios de salud dignos. Cuando pedimos una cita para medicina general nos demora hasta un mes, y de especialistas a veces ni nos las dan”, precisó Manuel Vega, integrante de la reserva activa de la Policía.

Álvaro Javier de Los Reyes, otro pensionado, indicó que “a través del tiempo hemos sido maltratados, y en los últimos años estamos en una situación precaria; a los gobiernos nacional, departamental y municipal no les da pena que nosotros con esta edad que tenemos estemos encadenados exigiéndoles unos servicios a la Policía y directamente a sanidad”.

“Nosotros le prestamos un servicio a la patria, no fuimos bandoleros, ni salimos del monte, siempre estuvimos y estamos con la institucionalidad, pero estamos protestando por la mala calidad de la salud que nos prestan”, indicó este policía retirado, que estuvo 23 años y 11 meses en la institución.

Fuente: El Heraldo 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba