El mercurio tendría sus días contados en Colombia Destacado

 El mercurio se encuentra en la minería y algunos procesos industriales. Foto: Archivo Semana El mercurio se encuentra en la minería y algunos procesos industriales. Foto: Archivo Semana

Colombia dejaría de emitir unas 180 toneladas de mercurio al año, lo que generaría una reducción importante en los niveles de contaminación ocasionados por este material. Este objetivo será posible luego de que la Corte Constitucional le diera vía libre a la Ley que ratificó el Convenio de Minamata, reconocido como una apuesta global en la lucha para proteger la salud humana y el medio ambiente.

El Convenio de Minamata le permitirá al gobierno tomar diferentes acciones tendientes a reducir el uso de este material. Le da vía, por ejemplo, para prohibir a partir de 2020 la fabricación, importación y exportación de productos que contengan mercurio como bombillas, termómetros, tensiómetros, barómetros y pilas, entre otros.

De igual forma, el gobierno tiene la posibilidad de controlar y eliminar el uso de mercurio, tanto en la minería como en la industria. De acuerdo con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, cerca del 55% del mercurio usado en el territorio nacional se destina a la minería de oro, a la extracción ilícita de minerales y a la producción de algunos elementos industriales.

También podrá realizar alianzas estratégicas con otros países, de acuerdo a las prioridades nacionales, en temas como la remediación y recuperación de sitios contaminados con mercurio y buscar la mejora en la calidad del aire que respiran los colombianos.

Tomar acciones

El hecho de que el país pueda acogerse a los lineamientos definidos en el Convenio, le brinda la posibilidad de contar con el apoyo internacional para controlar el comercio de mercurio, tanto oficial como de contrabando, ya que son otros países los que lo producen y lo comercializan.

También le facilita el acceso a mayor cooperación financiera extranjera; el fortalecimiento de la capacidad técnica del sector minero, industrial, comercial, ambiental y de salud, al igual que alianzas estratégicas con otros países, de acuerdo con las prioridades nacionales, en temas como la remediación y recuperación de sitios contaminados con mercurio.

La gestión internacional adelantada por Colombia en este tema se ha dado desde hace más de una década y comprende, entre otras acciones, su participación en la negociación del Convenio de Minamata, entre 2010 y 2013 en Japón, así como la inclusión de la gestión de mercurio en el proceso de adhesión y aceptación del país en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Además, trabajó en la reciente postulación ante la Secretaría del Convenio de Minamata para realizar en el país la Cuarta Conferencia de las Partes (COP4) en el año 2021.

En Colombia, las mayores concentraciones de mercurio se encuentran en aguas, sedimentos, suelo y aire, con valores que superan las normas nacionales e internacionales de esta sustancia en matrices ambientales.

Fuente: Semana Sostenible

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba