Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 12 Junio 2019 - Hechos.com.co

Hoy

San Antonio de Padua El “santo de todo el mundo” 

Cada 13 de junio la Iglesia Católica celebra la fiesta de uno de los santos más reconocidos y venerados en el mundo, San Antonio de Padua, también conocido como San Antonio de Lisboa, por haber nacido en el reino de Portugal, es acreditado como el santo de los objetos perdidos y del amor eterno. Los devotos que veneran la imagen  se identifican por rezar en beneficio de su salud y de sus familiares, además de caracterizarse por pedir por la recuperación de objetos económicos perdidos y a conseguir parejas amorosas que perduren eternamente.

Antonio de Padua es uno de los santos católicos más populares en el mundo, extendiéndose su devoción universalmente, siendo reconocido por las personas por ser un santo rápidamente canonizado por la Iglesia, además de sus ilustres citas bíblicas que presumen un gran nivel de conocimiento que justifica el título específico que se le adjudicó, como doctor evangélico.

Se reconoce el 13 de junio como el día de su veneración por recordar esta fecha en 1231 donde comentó la frase que quedaría para la historia como Veo venir a Nuestro Señor, esto luego de recibir los últimos sacramentos y entonar un canto a la virgen.

Cada 13 de junio se celebra una de las expresiones culturales más reconocidas, denominada como la “Fiesta de San Antonio”, donde se venera la imagen del “santo de los objetos perdidos” con distintas ofrendas y bailes.

En nuestro estado Lara la devoción al Santo se manifiesta en la danza llamada Tamunangue o Sones de Negros en honor a “El Santo Negro”. Es en El Tocuyo y en Curarigua donde se registran las primeras manifestaciones de esta tradición..

Fuente: Promar

  • Publicado en Mundo
Leer más ...

Estudio revela altas concentraciones de antibióticos en ríos de todo el mundo

Un equipo de investigadores de la universidad de York, Inglaterra, analizó muestras tomadas en 711 sitios de 72 países en cinco continentes, y detectó al menos uno de los 14 antibióticos rastreados en el 65% de casos.

Desde Europa hasta Asia, pasando por África o América, los niveles de antibióticos detectados en las aguas de muchos ríos superan con creces los niveles considerados aceptables, advierte un estudio presentado este lunes.

Un equipo de investigadores de la universidad de York, Inglaterra, analizó muestras tomadas en 711 sitios de 72 países en cinco continentes, y detectó al menos uno de los 14 antibióticos rastreados en el 65% de casos, informó la institución académica en un comunicado.

Los científicos, que presentaron los resultados de su investigación este lunes durante una conferencia en Helsinki, compararon estas muestras con los niveles considerados aceptables, establecidos por la agrupación de la industria farmacéutica AMR Industry Alliance, que varían según la sustancia.

Por ejemplo, el metronidazol, utilizado para tratar infecciones en la piel y la boca, es el antibiótico que más supera este nivel aceptable, con concentraciones de hasta 300 veces este umbral en un sitio en Bangladés. Este nivel también es superado en el Támesis, que atraviesa Londres.

Por su parte, la ciprofloxacina es la sustancia que con más frecuencia supera el umbral de seguridad (detectada en 51 sitios), en tanto la trimetoprima, utilizada para el tratamiento de infecciones urinarias, es la más detectada.

"Hasta ahora, el trabajo sobre los antibióticos (en los ríos) se ha realizado en su mayor parte en Europa, América del Norte y China. Muy a menudo sobre sólo un puñado de sustancias", señaló el doctor John Wilkinson.

Según este nuevo estudio, los niveles aceptables son superados con mayor frecuencia en Asia y África, pero los otros continentes tampoco están al abrigo (de la contaminación), lo que revela un "problema global", subraya el comunicado, que precisa que los sitios más problemáticos se encuentran en Bangladés, Kenia, Ghana, Pakistán y Nigeria.

Descubiertos en la década de 1920, los antibióticos han salvado decenas de millones de vidas al combatir de manera efectiva enfermedades bacteriológicas, como la neumonía, la tuberculosis y la meningitis.

Pero, a lo largo de las décadas las bacterias se han modificado y se han vuelto resistentes a estos medicamentos, a tal punto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que el mundo no contará en el futuro con antibióticos efectivos.

Las bacterias pueden volverse resistentes cuando los pacientes consumen antibióticos que no necesitan, o no completan el tratamiento indicado, lo que les permite a éstas sobrevivir y desarrollar inmunidad a las sustancias.

Pero, los investigadores de York también destacan un vínculo con su presencia en el Medio Ambiente.

"Los nuevos científicos y dirigentes (políticos) comienzan a reconocer el rol del Medio Ambiente en el problema de la resistencia a los antibióticos. Nuestros datos demuestran que la contaminación de los ríos podría hacer una contribución importante" al respecto, señaló otro de los autores del estudio, Alistair Boxall, mencionando resultados "preocupantes".

"Resolver este problema es un desafío monumental y necesitará una inversión en infraestructuras de manejo de los desechos y las aguas residuales, así como reglas más estrictas y una limpieza de los sitios ya contaminados", añadió.

Fuente: El Heraldo

  • Publicado en Mundo
Leer más ...

El maltrato en la vejez se encuentra invisibilizado en todo el mundo

El 15 de junio es el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Visibilizar el abuso a la vejez debe ser un problema de salud pública. Al respecto opinó para Télam la Prof. Dra. Margarita Murgieri, presidente de la Sociedad Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría.

En 2011 las Naciones Unidas, en su Resolución 66/127 resuelve designar el 15 de junio Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez.

Esta problemática no es nueva, pero se encuentra invisibilizada en todo el mundo.

Las situaciones de maltrato en la vejez son complejas y multifactoriales.

Se define abuso como "cualquier acto u omisión que produzca daño intencionado o no, practicado sobre personas de 65 años o más, que ocurra en el medio familiar, comunitario o institucional, que vulnere o ponga en peligro la integridad física, psíquica, así como el principio de autonomía o el resto de los derechos fundamentales del individuo, constatable objetivamente o percibido subjetivamente".

Un dato a tener en cuenta es que ocurre dentro de una relación de confianza o cercana. Los hechos de violencia, aunque no menos graves, no son incluidos aquí.

La ONU informa que una de cada 6 personas mayores en el mundo sufrirían abuso, pero no hay registros concretos y ciertos ya que muchas personas mayores no denuncian.

En relación a los tipos de abuso pueden clasificarse en: físico, psicológico, negligencia física, abuso sexual, abuso material o financiero, y violación de derechos.

Es importante conocer estas situaciones para poder prevenirlas.

Son factores de riesgo ser mujer y discapacitada, con salud deficiente, deterioro funcional , deprivación sensorial, demencia , depresión, alteraciones del sueño, aislamiento social e historial de violencia.

Los agresores suelen ser el cónyuge, los hijos adultos y los cuidadores.

Algunos hijos suelen padecer conductas de abuso de sustancias o estar sometidos a una carga excesiva y prolongada en el cuidado (burnout). Podemos observar, inversión del papel parental , infantilización o cosificación del anciano.

Dado que el abuso y el maltrato puede ocurrir en las Instituciones, es fundamental la capacitación del personal así como el trabajo en equipo.

La valoración de abuso y maltrato en la vejez es parte de la valoración geriátrica integral, el método interdisciplinario y multidimensional destinado a evaluar a los adultos mayores, diagnosticar y efectuar las intervenciones necesarias.

Las intervenciones deben ser interdisciplinarias, buscando en primer término la ayuda y no el castigo, garantizando siempre la seguridad de la víctima. Aquellas deben tratar de causar la menor ruptura entre la víctima y su familia.

En cuanto a la prevención, es fundamental la difusión en los medios de comunicación y efectuar campañas tendientes a logar una cultura del buen trato; respetar los deseos y preferencias de los mayores, institucionalizados o no; respetar la autonomía, el derecho a salir y entrar de las instituciones, el consentimiento para el ingreso y el derecho a la sexualidad.

La Convención Interamericana de Protección de los Derechos Humanos de los Adultos Mayores trata muchos de estos aspectos y nuestra Ley 27.360, aprobada en mayo de 2017, adhiere a la misma.

 

 

Presidente de la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría.El 15 de junio es el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Visibilizar el abuso a la vejez debe ser un problema de salud pública. Al respecto opinó para Télam la Prof. Dra. Margarita Murgieri, presidente de la Sociedad Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría.

En 2011 las Naciones Unidas, en su Resolución 66/127 resuelve designar el 15 de junio Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez.

Esta problemática no es nueva, pero se encuentra invisibilizada en todo el mundo.

Las situaciones de maltrato en la vejez son complejas y multifactoriales.

Se define abuso como "cualquier acto u omisión que produzca daño intencionado o no, practicado sobre personas de 65 años o más, que ocurra en el medio familiar, comunitario o institucional, que vulnere o ponga en peligro la integridad física, psíquica, así como el principio de autonomía o el resto de los derechos fundamentales del individuo, constatable objetivamente o percibido subjetivamente".

Un dato a tener en cuenta es que ocurre dentro de una relación de confianza o cercana. Los hechos de violencia, aunque no menos graves, no son incluidos aquí.

La ONU informa que una de cada 6 personas mayores en el mundo sufrirían abuso, pero no hay registros concretos y ciertos ya que muchas personas mayores no denuncian.

En relación a los tipos de abuso pueden clasificarse en: físico, psicológico, negligencia física, abuso sexual, abuso material o financiero, y violación de derechos.

Es importante conocer estas situaciones para poder prevenirlas.

Son factores de riesgo ser mujer y discapacitada, con salud deficiente, deterioro funcional , deprivación sensorial, demencia , depresión, alteraciones del sueño, aislamiento social e historial de violencia.

Los agresores suelen ser el cónyuge, los hijos adultos y los cuidadores.

Algunos hijos suelen padecer conductas de abuso de sustancias o estar sometidos a una carga excesiva y prolongada en el cuidado (burnout). Podemos observar, inversión del papel parental , infantilización o cosificación del anciano.

Dado que el abuso y el maltrato puede ocurrir en las Instituciones, es fundamental la capacitación del personal así como el trabajo en equipo.

La valoración de abuso y maltrato en la vejez es parte de la valoración geriátrica integral, el método interdisciplinario y multidimensional destinado a evaluar a los adultos mayores, diagnosticar y efectuar las intervenciones necesarias.

Las intervenciones deben ser interdisciplinarias, buscando en primer término la ayuda y no el castigo, garantizando siempre la seguridad de la víctima. Aquellas deben tratar de causar la menor ruptura entre la víctima y su familia.

En cuanto a la prevención, es fundamental la difusión en los medios de comunicación y efectuar campañas tendientes a logar una cultura del buen trato; respetar los deseos y preferencias de los mayores, institucionalizados o no; respetar la autonomía, el derecho a salir y entrar de las instituciones, el consentimiento para el ingreso y el derecho a la sexualidad.

La Convención Interamericana de Protección de los Derechos Humanos de los Adultos Mayores trata muchos de estos aspectos y nuestra Ley 27.360, aprobada en mayo de 2017, adhiere a la misma.

 

Fuente: Presidente de la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría. (

  • Publicado en Mundo
Leer más ...