Los Libros que revelan secretos del poder

(Foto: Saul Loeb - AFP / Getty Images) (Foto: Saul Loeb - AFP / Getty Images)

Los libros que cuentan secretos sobre los presidentes y jefes de Estado están llenando el vacío que en oportunidades deja el periodismo por el ajetreo diario de las noticias que impactan al mundo.

Y justamente en los últimos años, convulsionados por guerras, surgimiento de nuevas amenazas a la paz mundial y hasta escándalos de índole sexual quienes están cerca del poder se han llenado de pretextos para llenar los bolsillos con sus propios best sellers .

El último en salir a la luz pública fue el del expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton, quien en My Life, cuenta algunas cosas, no todas, sobre su paso por la Casa Blanca, incluido el romance con la becaria Monica Lewinsky.

Multitudes de admiradores del expresidente pasaron la noche previa al lanzamiento del libro en las calles de Manhattan para tener la oportunidad de saludar Clinton en su primera aparición para firmar ejemplares de sus memorias.

Una fila de unos 1.000 compradores, que pasaron horas en las calles, se extendía varias manzanas alrededor de una librería en Manhattan, donde Clinton sería aclamado en la primera parte de su gira promocional de su libro.

Y no era para menos. Con 2,2 millones de pedidos en las principales librerías de E.U. antes de que la obra saliera al mercado, Clinton ya tenía ingresos asegurados por unos 10 millones de dólares así su libro no tuviera éxito en las vitrinas.

El libro de Clinton, de 957 páginas, salió a la venta poco después de la media noche del martes. Varias librerías en Nueva York y Washington permanecieron abiertas para acomodar a los primeros compradores.

El libro cubre su vida desde su niñez en Arkansas hasta sus tumultuosos años en la Casa Blanca, empañados por su romance con la becaria Mónica Lewinsky.

Sin embargo, al actual habitante de la Casa Blanca, George W. Bush, también le han sacado secretos a la luz pública.

Y es que hay motivos. Los intríngulis que rodearon su actuación antes y después de los ataques terroristas del 11 de septiembre, la invasión a Afganistán e Irak, así como sus dificultades de habla han sido blancos de analistas, escritores y profesores universitarios.

Por ejemplo, con un singular estilo del humor y sarcasmo, Mark Crispin Miller, profesor de la Universidad de Nueva York, publicó un libro que ha sido comentado en diversos círculos académicos y políticos.

El título del libro es por demás sugerente: The Bush Dyslexicon. Observations on a National Disorder (El disléxico de Bush. Comentarios en torno a una enfermedad nacional).

En el libro su autor muestra muchos ejemplos de problemas de coordinación en el habla del primer mandatario.

Otro libro sobre el presidente estadounidense es El mundo secreto de Bush, del escritor y periodista francés Eric Laurent en el que la trascendencia de la conexión entre los poderes político y económico en el actual Gobierno norteamericano se ponen de presente.

Laurent presenta a George W. Bush, con sus "inquietudes religiosas" y "su conexión con los políticos y millonarios neoconservadores", que representa "la victoria de la derecha sobre la izquierda en 2000.

Otro libro que ha creado un verdadero terremoto es El precio de la lealtad: George W. Bush, la Casa Blanca y la educación de Paul O neill. Este es un libro devastador que desvela lo que se consideran las mentiras de George W. Busháy de los miembros de su séquito a partir de 19.000 documentos entregados por Paul O Neill, ex Secretario del Tesoro destituido a finales del 2002, al periodista Ron Suskind.

No menos roncha en el gobierno estadounidense ha generado Plan of Attack del periodista Bob Wodward pues el la obra se sostiene que la guerra contra Irak empezó a planearse tres semanas después del 11 de septiembre.

La publicación acentuó la controversia sobre las discrepancias dentro del gobierno del presidente George W. Bush acerca de la invasión de Irak pues se considera que y que el Secretario de Estado Colin Powell fue una de sus fuentes.

En el libro Woodward sostiene que a comienzos de marzo del 2002 Bush había dictado órdenes secretas para ir a la guerra, a pesar de que el Gobierno afirmó durante un año que en ese entonces no se había tomado una decisión al respecto.

Arde Nueva York obra de ficción de Dominique Lapierre y Larry Collins lleva al lector a septiembre de 2004. A seis semanas de su reelección, George W. Bush se enfrenta al más estremecedor chantaje terrorista. Un selecto grupo de extremistas, dirigidos por un Bin Laden oculto en las montañas de Waziristán, ha conseguido introducir en la ciudad de Manhattan una bomba nuclear de veinticinco kilotones.

Sin embargo, no solo con libros se quiere mostrar la situación del presidente de E.U.

El cineasta estadounidense Michael Moore acaba de presentar Fahrenheit 9/11 la película más aplaudida del festival de Cannes que es una devastadora denuncia contra George W. Bush. Según Moore, Bush logró arribar al poder gracias a manipulaciones electorales de sus parientes y socios, y asegura que la guerra de Irak se planeó por razones económicas.

 

Fuente: El Tiempo.

16 comentarios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba