La familia colombiana está cambiando Destacado

(Foto: iStock) (Foto: iStock)

Resultados de la Encuesta Nacional de Demografía y Salud

En el 36,4 % de los hogares manda una mujer y el 11,2 % están constituidos por una sola persona. La tasa de fecundidad bajó a 2 hijos por mujer y la mitad de los niños siguen siendo no deseados.

“El cambio social que está viviendo Colombia no se puede resumir en un solo titular”, comentó ayer el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, al presentar, en compañía de las directivas de Profamilia, los resultados de la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2015. La evaluación, que se realiza cada cinco años desde 1990, reveló los profundos cambios que han vivido los colombianos en tan sólo una generación.

La reducción en la tasa de fecundidad es uno de los ejemplos más elocuentes. Mientras en 1967 lo común era que cada mujer diera a luz a 6,7 hijos, hoy esa cifra se ha reducido a dos. Este cambio se ve reflejado en un paulatino envejecimiento de la población y en una reducción del tamaño de los hogares, que pasó de 4,5 personas por hogar en 1990 a 3,5 en la última encuesta.

Para el 2015, como señaló Marta Elena Royo, directora ejecutiva de Profamilia, se había incrementado el porcentaje de hogares constituido por una sola persona, que llegó a 11,1 %.

Un dato interesante de esta transformación que se está observando en las familias colombianas es que hoy el 36,4 % de los hogares tienen jefatura femenina. Un fenómeno que se acentúa en hogares urbanos, donde el porcentaje llega al 39,6 %.

A esa ecuación hay que añadir que por primera vez en muchos años se registró una reducción importante en la tasa de embarazo adolescente, al pasar de 19,5 % a 17,4 %. Una buena noticia que, según el ministro Gaviria, debe contrastarse con el hecho de que la tasa de embarazo adolescente es cinco veces más alta en la capa más pobre de la población que en la más alta, una brecha, de las muchas que muestra la encuesta, en la que el país debería trabajar y formular nuevas políticas públicas.

Otra buena noticia fue el descenso en la mortalidad infantil. En 1990 la tasa era de 27 muertes por 1.000 nacidos vivos. El año pasado fueron 14.

La realización de la encuesta, una de las más precisas y con mejor calidad del país, se llevó a cabo a lo largo de cuatro años y se aplicó en 44.614 hogares de 295 municipios. En esta ocasión, por primera vez, se extendió a la población masculina al incluir a 35.783 hombres. “La encuesta no son simples datos. Detrás de cada número hay colombianos que viven situaciones especiales”, comentó Royo.

En la evaluación de anticoncepción, el país ha experimentado un cambio dramático comparado con la década de los sesenta. En esa época, tan sólo el 20 % de mujeres tenían acceso a métodos anticonceptivos. En 2015 es el 80,9 %.

La inclusión de los hombres en la encuesta reveló fuertes contrastes. Mientras el 34,9 % de las mujeres se han esterilizado, tan sólo el 5 % de hombres han recurrido a ese método. En cuanto a la violencia de género, el 31,9 % de las mujeres entre 13 y 49 años alguna vez han sido víctimas de violencia física por parte de su pareja. En el caso de los hombres, el 22,4 % declaró que alguna vez o actualmente ha sufrido violencia física por parte de su pareja.

“El cambio social invisible y paulatino que muestra este conjunto de encuestas debería ser parte del debate público”, concluyó el ministro Gaviria.

 

Fuente: EL ESPECTADOR

19 comentarios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba