Con el art decó de Carrerá, Barranquilla busca reconstruir su identidad

(Foto: Archivo Particular) (Foto: Archivo Particular)

Anoche, en la Casa Carrerá, el periódico EL HERALDO entregó al Alcalde y al Gobernador el libro sobre el cubano que busca preservar su legado.

En los tiempos en los que la humanidad empezaba a hablar de la modernidad, nacía en el Caribe colombiano la que sería la puerta al país de ese movimiento: Barranquilla. En sus calles, en sus construcciones, en su estructura está esa identidad, la que Manuel Carrerá con una visión que se adelantaba a su época imaginó y diseñó. Anoche la ruta que recorrió su legado arquitectónico hizo una nueva parada y lo inmortalizó en 136 páginas.

Desde hace más de tres meses, la Casa Editorial EL HERALDO ha liderado un proyecto en el que recogió las obras que el arquitecto cubano construyó en las ciudades del Caribe. Exposiciones, especiales de prensa y crónicas semanales hacen parte de ‘Ruta Carrerá’, que ahora se ampliado con la presentación de un libro homónimo que recopila todo ese trabajo.

En un evento privado en la Casa Carrerá en Bellavista, Marco Schwartz, director de este diario, entregó al alcalde de Barranquilla, Alejandro Char Chaljub, y al gobernador del Atlántico, Eduardo Verano De la Rosa, el libro con el que se propone recuperar el protagonismo de las ‘joyas’ art déco características del maestro cubano.

“Carrerá encontró en Barranquilla el hábitat para darle rienda suelta a su ingenio, a su talento, libremente. Barranquilla fue eso, lo importante es que lo vuelva a ser y lo está empezando a ser. Después de muchas décadas de sequía estamos empezando a observar un espíritu de querer reinventar la ciudad, de recuperar lo que tuvo”, expresó Schwartz durante el evento.

Así también lo reconocieron los mandatarios en la presentación de la edición de lujo que contiene textos ampliados, fotos de las obras del cubano y algunos de sus planos. El curador de la obra fue el arquitecto e historiador Carlos Bell Lemus, la producción fotográfica estuvo a cargo de Vivian Saad, y también se contó con aportes de Rossanna Llanos, docente de la Universidad del Norte.

“Entrar a esta casa lo transporta a uno, lo lleva a unos 70 u 80 años atrás, y a valorar los patrimonios de la ciudad”, aseguró el alcalde Char, a la vez que ratificó el compromiso del Distrito con la cultura. “Nuestra apropiación presupuestal para cultura y deporte se multiplicó por diez: 70 Casas de la Cultura nuevas, 7 mil millones para la compra del edificio donde estará ubicada la Fábrica de Cultura en la carrera 50 con calle 40, y 4 mil millones de pesos para Portafolio de Estímulo”.

La apropiación de la ciudad es el objetivo que comparte en común el sector público, el privado y la academia. Por eso, el proyecto Carrerá se convierte en una primera iniciativa para incentivar el conocimiento sobre Barranquilla y generar procesos de desarrollo. Tal como lo afirmó el gobernador: “Quien mira al pasado construye mejor su futuro, eso es este libro”.

El edificio García, el Jardín Águila y el Teatro Murillo de Barranquilla; el Teatro Santa Marta y la Gobernación del Magdalena; y el Hotel Caribe en Cartagena diseñados por el considerado padre de la arquitectura moderna en Colombia y América Latina, hacen parte de las casi dos mil fotos tomadas en casi seis meses, y cuya intervención digital reconstruyó casas, fachadas y mosaicos.

Barranquilla tuvo la virtud de ser el puerto por donde entró la modernidad al país, enfatizó el arquitecto Carlos Bell Lemus, curador del libro. Esa sola connotación hace necesaria la creación de la tradición de lo moderno. Precisamente, a eso apunta el proyecto ‘Ruta Carrerá’ –que contó con el apoyo de Argos, la Universidad del Norte y la Alcaldía de Barranquilla–, que con el libro hace otra parada pero no llega a su final.

“Solicito al alcalde una tarea, que se cree un premio, una medalla, un reconocimiento a instituciones, negocios, casas o inmuebles que hayan cumplido 100 años. Con eso empezamos a hacer un reconocimiento a nuestro pasado”, fue la petición que hizo Bell. 

El visionario

“Lo que hizo Carrerá fue tomar ese movimiento y lo contextualiza en el Caribe, eso es lo que le da su lenguaje personal. En la investigación pudimos distinguir el diseño de sus escaleras, de los balsones, de la disposición de las construcciones”, indicó Rossana Llanos, docente de Arquitectura de Uninorte.

Carlos Bell Lemus, arquitecto y autor del libro.

Desde Estados Unidos llegó Carrerá a Barranquilla en 1934, donde exploró su percepción de la arquitectura y dejó muestras de ese estilo art déco. Pero la referencia que más destaca Llanos es que no fue ajeno al contexto cultural donde se construyó esas obras. Prueba de ello es el antiguo Hotel Tayrona –hoy la Gobernación del Magdalena- en cuyo diseño se reconoce la cultura indígena regional, en particular la relación de los nativos con la naturaleza. 

En definitiva, como dijo Bell, Carrerá es el símbolo de la modernidad.

 

Fuente: El Heraldo

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba