Presidente Santos da primer paso para firmar la paz con Álvaro Uribe

(Foto: Tomada de internet) (Foto: Tomada de internet)

Le dijo a su principal contradictor político que está dispuesto a explicarle los acuerdos de Cuba.

El presidente Juan Manuel Santos se jugó una de las cartas más audaces en busca de consolidar el proceso de paz con la guerrilla: pedirle al expresidente Álvaro Uribe, su mayor opositor y el más duro crítico de las negociaciones con las Farc, que “nos ayude con su indiscutible liderazgo y sin abandonar su independencia crítica, a aprovechar la oportunidad única de paz que se abre a los colombianos”.

Aunque Santos había hecho invitaciones a Uribe en varias oportunidades para dejar de lado la confrontación política y centrar esfuerzos en sacar el país adelante, la del martes fue la primera vez, desde que asumió el poder, que le envió un documento de este alcance a su antecesor.

En su carta el Presidente utilizó un lenguaje conciliador, como cuando afirmó estar hablándole desde “el corazón”, o cuando le reconoció estar “orgulloso de los resultados que obtuvimos en la consolidación de la seguridad democrática”, la principal política del gobierno Uribe.

No obstante las profundas diferencias que han aflorado públicamente entre los dos líderes durante estos últimos seis años, Santos le dijo al senador del Centro Democrático que cree “sinceramente” que pueden trabajar “conjuntamente en la construcción de un país mejor y en paz”.

Como muestra de su empeño en contar con su “ayuda” para fortalecer la búsqueda de la paz, el Presidente le dijo a Uribe: “Estoy dispuesto, junto con el equipo negociador del Gobierno, a reunirme con usted para escuchar sus inquietudes y abrir un diálogo constructivo”.

Además, el Presidente le explicó con particular detalle muchos de los puntos del acuerdo, en especial aquellos sobre los que el exmandatario ha planteado objeciones y le enfatizó que “ha sido una negociación seria, juiciosa, ponderada, realizada por un equipo negociador con personas de la más alta credibilidad y experiencia”.

Pronto se escucharon voces de apoyo político a ese encuentro provenientes de todos los partidos.

El presidente del Congreso, el liberal Luis Fernando Velasco, le dijo a EL TIEMPO que cree en la posibilidad de ese encuentro. “Cuando un Presidente le dice al jefe de la oposición, sentémonos a hablar y le reconoce sus éxitos, este último debe responder con la grandeza de quien hace la invitación”, dijo Velasco.

El presidente entrante del Congreso, Mauricio Lizcano (de ‘la U’), dijo que “esta es una gran oportunidad para acabar con la polarización y hallar consensos frente a temas del mayor interés de los colombianos”.

“El liderazgo del presidente Uribe merecía una carta así. El liderazgo y el gesto del presidente Santos merecen también una respuesta igualmente abierta y noble”, dijo el senador Roy Barreras (‘la U’), ahora miembro de la mesa de negociación de La Habana.

Fuentes cercanas a Uribe (quien se encuentra en Europa) dijeron que el exmandatario aún no ha recibido el mensaje del Presidente y algunos miembros de su bancada reaccionaron con críticas a la carta.

“Santos no envió una carta a Uribe sino a los medios. Sin saber si de verdad la envió, desde Casa de Nariño publican el supuesto contenido”, dijo el senador uribista Ernesto Macías.

“Carta pública por encima de la mesa. Persecución, corrupción y mentiras por debajo. Es la dictadura elegante que nos rige”, reaccionó el también senador uribista Alfredo Ramos.

Diálogo Santos- Uribe: intentos

Ha habido esfuerzos de gobiernos, organizaciones y amigos para buscar un encuentro entre Santos y Uribe. El gobierno de Estados Unidos, el exsecretario de Naciones Unidas Kofi Annan, empresarios y muchas personas cercanas lo han intentado, pero Uribe lo ha rehusado siempre.

 

Fuente: El Tiempo. 

12 comentarios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba