Firmas 'fantasma': La prensa panameña puso el ojo sobre Mossack Fonseca

(Foto: AFP) (Foto: AFP)

Tras el escándalo mundial, Panamá puso la lupa sobre el mundo ‘offshore’ de Mossack Fonseca.

En aquel país, la revelación de que aquella, una influyente empresa instalada en la capital panameña, está presuntamente involucrada en crear redes secretas para manejar miles de millones de dólares en bancos y compañías fantasmas en todo el planeta, estremeció los cimientos políticos, financieros, judiciales, partidistas y gubernamentales de Panamá.

El escándalo mundial, obligó Panamá a poner la lupa sobre el mundo ‘offshore’ de Mossack Fonseca, una influyente empresa instalada en la capital panameña, presuntamente involucrada en crear redes secretas para manejar miles de millones de dólares en bancos y compañías fantasmas en todo el planeta.

La noticia estremeció los cimientos políticos, financieros, judiciales, partidistas y gubernamentales de Panamá, y esta mañana, la mayoría de los medios locales destacaron la participación de esta empresa.

Según informa el diario 'El Siglo' de Panamá, la Procuraduría de aquel país anunció que abrirá una investigación referente a la investigación periodística internacional ‘Los Papeles de Panamá', donde está implicada la firma Mossack Fonseca.

"Y no es para menos, pues diversos medios internacionales de gran prestigio hicieron eco de la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) publicación del diario alemán Süddeutsche Zeitung.

Se señala a Mossack de un presunto manejo irregular de dinero a través del paraíso offshore. Incluso se subió un video en YouTube que indica que las compañías que usan el offshore fueron acusadas de dar financiamiento de combustible a la fuerza área siria.

Trama

La investigación hecha por 370 periodistas en 78 países del mundo involucra a 11 líderes mundiales, así como a otros 128 políticos, y se menciona a Mossack Fonseca.

Las informaciones detallan que se movieron en secreto cerca de 2 mil billones de dólares en bancos y compañías.

Existen archivos de registros (firmas legales y grandes bancos) de que se venden secretos financieros a políticos estafadores y traficantes de drogas, también a billonarios, celebridades y estrellas deportivas.

Ramón Fonseca Mora, directivo de Mossack Fonseca en Panamá, (...) Afirmó que ninguna de las personas que mencionan son clientes suyos. ‘Nuestros clientes son intermediarios como bancos, abogados, contables, fiduciarias, que a su vez tienen clientes finales', expresó.

Por su parte, 'La Estrella de Panamá' afirma que la firma se defiende del escándalo y acentúa los vínculos políticos de la misma al hablar de "los  documentos confidenciales extraídos de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca, de la que es socio Ramón Fonseca Mora, asesor del presidente Juan Carlos Varela hasta marzo pasado, cuando se separó del cargo para atender los primeros cuestionamientos sobre su despacho.

Las publicaciones que le ha dado la vuelta al mundo sostienen que las sociedades anónimas creadas por Mossack Fonseca fueron utilizadas en múltiples actos ilegales.

(...)El Ministerio Público de Panamá, en una escueta comunicación divulgada a últimas horas de ayer, anunció que iniciará las investigaciones respectivas.

‘Luego de hacer pública la información Panamá Papers, el Ministerio Público anuncia el inicio de las investigaciones respectivas', señaló la Procuraduría.

El vicepresidente del Colegio de Abogados, Juan Carlos Araúz, reafirmó que ‘no es la mera aparición en una entidad jurídica la que relacionan (al representante) con hechos delictivos'.

El economistas y profesor de la Universidad de Panamá Juan Jované dice: ‘Estamos tratando de salir de la lista gris del Gafi y de los problemas que tienen que ver con corrupción en otros países, pero debemos ser cuidadosos ante esta situación'. Y agrega que no debe prevalecer el signo político en las investigaciones.

Fonseca Mora fue ministro consejero del presidente Juan Carlos Varela y presidente encargado del partido Panameñista.

Juan Carlos Navarro, quien fue candidato a la Presidencia, en su cuenta de Twitter, aseguró que 'urge investigación inmediata de los mas altos personeros del gobierno involucrados en éste escándalo'.

El abogado Ernesto Cedeño recalcó: "No queremos lentitud en las investigaciones en el Ministerio Público. Deseamos resultados. La imagen de Panamá está en riesgo. No puede ser negociable".

(...)La firma de abogados panameña Mossack Fonseca negó cualquier vinculación, con los delitos que pudieron haber cometido sus clientes vinculados con crímenes, según infiltración a la base de datos del bufete hecha pública este domingo.

Ramón Fonseca Mora, socio de la firma, dijo a La Estrella de Panamá que la compañía tiene 40 años de ejercicio legal y que tras haber creado 240,000 estructuras jurídicas en ese período, no ha enfrentado acusaciones formales ni condenas por ningún delito, porque su labor es legal y no se asocia con la actividad de sus clientes.

‘No somos responsables del uso. Solo de la formación', aseveró Fonseca Mora, quien es confudador de la firma.

Fonseca Mora, asesor presidencial que pidió una licencia en marzo para defender a su firma de las acusaciones que la ligan a la trama de corrupción de brasileña Petrobras, aseguró que ninguna de las personas que se mencionan internacionalmente sus clientes.' Probablemente son clientes de algunos clientes nuestros como abogados', dijo.

Por su parte, el diario 'La Prensa' de Panamá ahondó mucho más en la historia conflictiva de la firma: "(...) La cartera de clientes de Mossack Fonseca también incluiría a algunos de los protagonistas del robo de oro más importante en Inglaterra y a varios de los actores en el escándalo de la FIFA.

“Sus alegatos de que nosotros le proporcionamos a los accionistas estructuras supuestamente diseñadas para esconder la identidad de los verdaderos propietarios son totalmente injustificados y falsos”, contestó la firma ante la consulta elevada por el ICIJ.

Según Mossack Fonseca, cambiar las fechas de los documentos 'es una práctica bien establecida y aceptada', la cual es 'común en nuestra industria y su objetivo no es el de cubrir o esconder actos ilegales'.

Mossack Fonseca alegó no poder contestar las preguntas relacionadas con clientes específicos debido a su obligación de mantener la confidencialidad del cliente.

Ramón Fonseca Mora, cofundador de la firma, dijo en una entrevista reciente en la televisión panameña que ellos no tienen responsabilidades sobre lo que hacen sus clientes con las compañías offshore que venden. Comparó la firma con una “fábrica de automóviles”, cuya responsabilidad acaba una vez el carro es producido. Según él, culpar a Mossack Fonseca por lo que hacen las personas con sus compañías sería como culpar a la fábrica de automóviles “cuando el carro es usado para robar”.

Bajo el escrutinio 

Las operaciones de Mossack Fonseca casi siempre han sido algo anónimo para las personas fuera del mundo offshore. Sin embargo, en los últimos meses han estado bajo un escrutinio creciente, debido a que algunos gobiernos obtuvieron filtraciones parciales de los archivos de la firma, por lo que autoridades en Alemania y Brasil, por ejemplo, han comenzado a investigar sus prácticas.

Precisamente, en febrero de 2015, el diario Süddeutsche Zeitung reportó que en Alemania se habían realizado allanamientos que tenían como blanco uno de los bancos más grandes del país, el Commerzbank. El periódico también habría informado de la apertura de una investigación de fraude fiscal en la que la firma panameña estaría involucrada.

En Brasil, Mossack Fonseca ha sido varias veces mencionada en la investigación por supuestos sobornos y lavado de dinero en la Operación Lava Jato, en la que se han formulado cargos criminales a líderes políticos, incluyendo la investigación popular al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Los fiscales brasileños llegaron a calificar a la firma panameña como “grandes lavadores de dinero” y anunciaron en ese momento que formularían cargos criminales contra cinco empleados de la representación brasileña de la firma. Mossack Fonseca, por su parte, niega cualquier irregularidad en Brasil, así como la formulación de cargos a los empleados de su franquicia en Brasil.

‘El crimen del siglo’

Antes del amanecer del 26 de noviembre de 1983, seis ladrones entraron a la bodega de Brink’s-Mat en el Aeropuerto Heathrow de Londres. Amarraron a los guardias de seguridad, los rociaron con gasolina, encendieron un fósforo y amenazaron con quemarlos, a menos que abrieran la bóveda. En su interior había alrededor de 7 mil barras de oro, diamantes y efectivo. “Muchas gracias por su ayuda. Tengan una feliz Navidad”, dijo uno de los ladrones al salir. Los medios británicos llamaron a este “el crimen del siglo”.

La mayoría del botín nunca fue recuperado, incluyendo lo generado por derretir y vender el oro. De acuerdo con los documentos que el diario alemán compartió con el ICIJ, el otro miembro fundador de Mossack Fonseca, Jürgen Mossack, pudo haber ayudado a mantener el dinero fuera del alcance de las autoridades.

Los registros muestran que 16 meses después del robo, la firma estableció en Panamá una compañía llamada Feberion Inc., para un tal Gordon Parry, un comerciante de mala fama en Inglaterra que presuntamente lavó dinero para los delincuentes de Brink’s-Mat.

Según los  documentos el propio Mossack habría figurado en la sociedad como uno de los directores nominativos, término que se utiliza en el mundo offshore para referirse a quien administra la compañía en papel, pero que no tiene autoridad real sobre sus actividades.

La información del ICIJ muestra que en 1986 Mossack habría asegurado tener conocimiento de que la compañía estaba aparentemente involucrada en el manejo de dinero procedente del robo del Brink’s-Mat. “La compañía en sí no ha sido ilegalmente usada, pero podría ser que la compañía hubiese invertido dinero a través de cuentas bancarias y propiedades obtenidas ilegalmente”, habría advertido el abogado, según los documentos entregados al ICIJ.

Los registros muestran que, en vez de ayudar a las autoridades a tener acceso a los bienes de Feberion, la firma tomó medidas que habrían dificultado la investigación policial sobre el caso. Según los archivos del ICIJ, el bufete habría emitido 98 nuevas acciones luego que las autoridades hubiesen obtenido 2 acciones originales.

En 1995, tres años después de que Parry fue sentenciado a una década en prisión por su papel en el robo del oro, Mossack Fonseca habría puesto fin a su relación comercial con Feberion.

Un vocero de la firma afirmó que cualquier acusación de que la firma ayudó a estos delincuentes es “completamente falsa”. Añadió que Jürgen Mossack no tuvo ninguna relación con Parry y que la policía nunca los ha contactado sobre el tema.

Precisamente, el sistema offshore depende de la expansión de la industria de banqueros, abogados, contadores y otros intermediarios, que deben proteger las identidades de sus clientes. Muchas veces esa protección ayuda a disfrazar dinero sucio mediante la creación de sociedades anónimas, fideicomisos y otras entidades.

Las medidas tomadas por Mossack Fonseca en el caso Feberion habrían incluido utilizar los servicios de la firma con base en Panamá, a través de la sociedad Chartered Management Company, dirigida por Gilbert Straub, para que estos suministraran los nuevos directores de la sociedad tras la renuncia de Mossack.

Según Robert Mazur, un antiguo agente de narcóticos de Estados Unidos, Straub fue capturado en Estados Unidos mucho después, en una redada de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés). Fue entonces cuando confesó su culpabilidad en el lavado de dinero. También reveló cómo canalizó fondos ilegales para la campaña de reelección del presidente Richard Nixon, en 1972.

En su respuesta al ICIJ, Mossack Fonseca aseguró que seguían “tanto la letra como el espíritu de la ley. Por esto, en casi 40 años de funcionamiento no hemos sido imputados por actos delictivos”.

La firma Mossack Fonseca -desde su fundación por Jürgen Mossack, abogado de ascendencia alemana, y Ramón Fonseca Mora, novelista y ex asesor presidencial en dos gobiernos y actualmente ministro consejero -en licencia- se ha dedicado a la creación de sociedades en Panamá y en muchos otros territorios.

De acuerdo con los registros que maneja el ICIJ, la firma ha trabajado con grandes bancos y bufetes en los Países Bajos, México, Estados Unidos y Suiza, cuyo fin sería el de ayudar a sus clientes a mover dinero o reducir sus facturas fiscales.

Según un análisis del consorcio de investigación periodística, más de 500 bancos -y sus subsidiarias- han trabajado con Mossack Fonseca en la creación y administración de compañías offshore.

Mossack Fonseca afirma que sus intermediarios son sus verdaderos clientes y no los clientes finales, que son lo que realmente usan estas entidades offshore. Además, la firma ha indicado que estos intermediarios son capas adicionales de vigilancia para la revisión ( due diligence) de nuevos clientes. En cuanto a sus procedimientos, Mossack Fonseca ha dicho que con frecuencia estos exceden “las normas y estándares existentes a los cuales nosotros y otros estamos obligados” a cumplir.

'Panamá America' contó hace unos días, poco menos de un mes que Fonseca Mora se separó del partido y del Gobierno de J. C. Varela, agobiado por publicaciones internacionales y locales de escándalos financieros en los cuales mencionan a su firma de abogados, Mossack Fonseca.

"Ramón Fonseca Mora, ministro consejero y presidente encargado del Partido Panameñista, Ramón Fonseca Mora, dejó ambos cargos de forma temporal.

“He tomado la decisión de pedir licencia de cargos de ministro consejero y presidente encargado del PaPa para defender mi honra y mi firma”, escribió en su cuenta de Twitter el abogado, político y escritor.

“Felipe González dijo que estamos en una sociedad en la que todos somos culpables y hay que probar la inocencia. ¡Qué verdad más grande!”, redactó también el político panameñista y uno de los hombres de confianza, además de influyente figura, en el gobierno del mandatario Juan Carlos Varela.

El político se ha quejado de los tratos de la prensa con las informaciones publicadas en el exterior y dentro del país.

“Utilizar el periodismo para hacer política lo desvirtúa. Una cosa es el periodismo y otra es la política. ¡Jamás se deben mezclar!”, dijo en su cuenta de Twitter Fonseca Mora el 29 de enero de este año.

“La pluma es un arma poderosa. Se le debe dar solo a personas sin agendas personales y sin motivaciones oscuras. Hay medios que se caracterizan por su periodismo investigativo de calidad. Son escrupulosos, honestos, balanceados y justos. ¡Son respetados!”, redactó el escritor esa misma fecha, tras publicaciones del caso Lava Jato provenientes de Brasil.

Escándalos mundiales

El nombre de la firma Mossack Fonseca ha sido mencionado en varios escándalos internacionales relacionados con la creación de sociedades anónimas que luego son utilizadas para lavar dinero o esconder fortunas, de acuerdo con publicaciones internacionales.

La firma fue señalada en un escándalo de bancos en Luxemburgo y casi noventa abogados y gestores de activos se dice que han ayudado a los clientes alemanes a evadir pagos al fisco, mediante el establecimiento de sociedades offshore en un servicio en Panamá, según publicó el diario Süddeutsche Zeitung recientemente.

Las operaciones se hicieron a través de la firma Mossack Fonseca, según los investigadores alemanes. También BBC informó que esta firma gestora de inversiones tiene sede en Panamá y trabaja las denominadas sociedades offshore y cuenta con oficinas en 33 países.

En las investigaciones se hallaron datos de inversionistas que abrieron sus empresas con este sistema supuestamente con Commerzbank, pero que no aparecen registrados en Luxemburgo, detalló el periódico.

Por su parte, la agencia de noticias Vice Media Inc. dijo cómo el empresario sirio Rami Makhlouf y otros hombres de negocios emplearon una organización internacional que ayuda a incorporar sus empresas fantasmas y protegerlas del escrutinio internacional.

En este caso, el bufete de abogados llamado Mossack Fonseca, cuyo agente registrado sería Drex Technologies S.A., fue la sociedad que supuestamente le permitió a Makhlouf desviar millones de dólares mal habidos.

 

Fuente: Urgente24.

2 comentarios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba