El cerebro de las personas obesas se activa más con la comida que con el dinero Destacado

(Foto: Elgourmeturbano) (Foto: Elgourmeturbano)

Investigadores de la Universidad de Granada analizaron el comportamiento de 81 personas.

Científicos del Centro Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC)  de la Universidad de Granada, en España, trabajaron con personas con obesidad, sobrepeso y peso normal para ver cómo reaccionaban sus circuitos de recompensa cerebral (unas regiones del cerebro relacionadas, entre otras cosas, con la motivación, el deseo y el placer) ante situaciones relacionadas con comida y dinero.

Según el estudio, publicado en la revista Human Brain Mapping, en las personas obesas, el sistema de recompensa cerebral muestra una mayor activación ante un estímulo de comida que uno económico.

Para llevar a cabo la investigación, los autores analizaron el cerebro de 21 adultos con obesidad, 21 con sobrepeso y 39 con un peso normal. A todos se les mostró una serie de imágenes de comida, que iban desde hambruguesas con papas fritas hasta frutas, y se les preguntó cuánta plata estarían dispuestos a pagar por ella.  También se les pidió que apretaran un botón cada vez que vieran una estrella en la pantalla, por lo cual recibirían una recompensa de 2, 5 o 10 euros (entre 6.000 y 30.000 pesos)

Los resultados arrojaron que un mayor índice de masa corporal (IMC) está relacionado con una mayor actividad del circuito de recompensa cerebral al observar imágenes de comida con altas cantidades de azúcares o grasas. Sin embargo, las personas con sobrepeso, y no con obesidad, mostraron una mayor activación del circuito de recompensa a la hora de recibir dinero.

“Estos resultados apuntan hacia la necesidad de ampliar el objetivo de las intervenciones más allá de la reacción cerebral que puede provocar la comida, incluyendo otro tipo de estímulos. Además, sería adecuado realizar intervenciones específicas diferenciando entre personas con obesidad y sobrepeso, puesto que muestran patrones cerebrales distintos”, explican dos de los autores de este trabajo, Raquel Vilar y Juan Verdejo.

 

Fuente: EL ESPECTADOR

 

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba