Problemas cardíacos, causa principal de muertes en Medellín

(Foto: Bajada de internet) (Foto: Bajada de internet)

Enfermedades no transmisibles se han convertido en la causa más común de mortalidad en la ciudad.

Las enfermedades isquémicas del corazón son las principales causas de mortalidad en la ciudad, por encima de la violencia y los accidentes de tránsito, así lo determinó el último informe de calidad de vida 2012 - 2015 de Medellín Cómo Vamos.

Datos de la Secretaría de Salud indican que por esta razón han fallecido 5.349 personas entre 2013 y 2015.

Según datos del informe, aunque en 2009 y 2010, las agresiones se mantenían como el factor número uno de mortalidad en la ciudad, fueron disminuyendo paulatinamente hasta ubicarse en el cuarto lugar, en el 2014. Y hoy son las enfermedades no transmisibles las que tienen los índices más altos de mortalidad.

La isquemia del corazón, explicó Andrés Felipe Miranda, especialista del Hospital Universitario San Vicente Fundación, se produce por la paulatina obstrucción de las arterias que permiten que la sangre llegue al corazón.

En la primera etapa, se genera dolor solo cuando la persona hace esfuerzos, en la segunda, incluso cuando está en reposo y en la tercera, se llega a un infarto. Estas arterias se bloquean por elementos como la grasa.

Adquirirla se debe, afirmó Rita Almansa, líder de programa de la Subsecretaría de Salud Pública, a que la ciudad está en un periodo de transición epidemiológica, es decir, en una etapa en la que debido a la llegada de agua potable, la red de alcantarillado y otros elementos sanitarios la gente ha dejado de morirse por enfermedades transmisibles.

Asimismo, dijo, la población ha empezado a envejecer y se ha reducido el promedio de nacimientos por familia, a lo que se suma que los servicios de salud permiten que una persona no fallezca por enfermedades como la hipertensión y la diabetes, aunque deba lidiar con ellas de por vida.

Los estilos de vida actuales, en los que se camina poco, se trabaja más, se duerme menos y se manejan mayores niveles de estrés son también causas determinantes para contraer esta enfermedad y otras de tipo cardiovascular.

Adicionalmente, desde edades tempranas los niños se habitúan a una alimentación cargada de sales y azúcares, por el alto consumo de alimentos en paquete y gaseosas.

Por su lado, las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores fueron la segunda causa de muertes, concluyó el informe de calidad de vida. Según datos de la Secretaría de Salud, entre 2013 y 2015 se presentaron 2.826 casos.

Asma, alergias, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) e hipertensión pulmonar hacen parte de este grupo y son provocadas principalmente por el consumo de tabaco, la contaminación del aire en espacios muy cerrados como ambientes laborales y la contaminación exterior por partículas. El EPOC es producido por tabaquismo, pero también por cocinar con leña o carbón.

Para el caso de Medellín, se presentaron más partículas contaminantes en el aire entre 2012 y 2015, que en el periodo 2008 - 2011, se aseguró en el informe. Asimismo, en 2015 los lugares con peor calidad del aire fueron el sector del Museo de Antioquia y de la Universidad Nacional - Núcelo El Volador.

Entre tanto, la doctora Ximena Alejandra Ríos, profesional especializada en enfermedades crónicas no transmisibles, agregó que una situación que preocupa en la actualidad es el incremento de muertes de menores de edad por tipos de cáncer como la leucemia y de mujeres por cáncer de mama, una tendencia que se ve en otros lugares del mundo.

Desde Medellín Cómo Vamos una de las recomendaciones es no solo trabajar por una mejor calidad del aire sino también fortalecer la prevención en la política pública en salud municipal, de modo que se promuevan estilos de vida saludables que permitan reducir los riesgos de estas enfermedades.

Al respecto, Ríos expresó que en la actualidad se adelantan distintos planes y programas que buscan prevenir los riesgos y generar una mayor conciencia en las personas sobre asumir otros estilos de vida.

“Queremos sacar del sedentarismo a las personas, que usen transportes alternativos como la bicicleta, que caminen mucho más y hagan actividades deportivas que permitan mover el cuerpo”, afirmó.

Por ello, la Secretaría de Salud realiza actividades y proyectos como las practicas saludables en ambientes laborales, educativos y familiares.

Por ejemplo, trabajan con las empresas para que hagan pausas activas y opten por espacios de recreación. También dedican sus esfuerzos para que se remueva el salero de la mesa y se consuman menos alimentos altos en sodio.

“Trabajamos en las instituciones educativas para que los niños tengan acceso a cafeterías que incluyan productos saludables”, agregó.

Además, promueven los espacios libres de humo y la capacitación y formación constante del personal de la red médica de la ciudad para que esté preparado a la hora de atender este tipo de enfermedades.

 

Fuente: El Tiempo. 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba