Buscan que los jóvenes no lleguen al tabaco

(Foto: StarMedia) (Foto: StarMedia)

En el Día Mundial sin Tabaco lanzan la Unidad Antitabaquismo para prevenir consumo a temprana edad.

El departamento de Antioquia ostenta la más alta prevalencia de consumo de tabaco en comparación con el resto del país, con un 17 por ciento, lo que equivale a 1 millón 110 mil fumadores, según datos de la Gobernación.

Debido a esta problemática y en conmemoración al Día Mundial sin Tabaco, que se celebra hoy, la ESE Hospital Carisma y el Comité Departamental de Prevención en Drogas lanzaron la Unidad Antitabaquismo, que pretende fortalecer las acciones de prevención y reducción de riesgos asociados a esta enfermedad.

Una de las estrategia diseñadas por la Unidad es 'Espacios Libres de Humo', que se desarrolla de la mano de las instituciones educativas, de los comerciantes, la Policía Nacional, las Secretarías de Gobierno y con los técnicos en saneamiento de los 125 municipios del Departamento.

El grupo poblacional al que pretenden llegar con mayor énfasis, a través de los programas de salud pública, es a los niños y jóvenes, aseguró el secretario Seccional de Salud, Héctor Jaime Garro.

Las estrategias se enfocan en tres momentos: uso, abuso y adicción. El objetivo es que no lleguen a probarlo, pero en caso de que ya exista un hábito de consumo y adicción, la entidad de salud tendrá rutas de acción, que contempla la atención médica y psicológica.

“Este año hemos venido reforzando las estrategias, pues el propósito pedagógico es llegar a los docentes, hacer campañas permanentes para evitar la adicción al cigarrillo y a otros fármacos, que se consumen y comienzan a generan dependencia a muy temprana edad”, explicó el funcionario.

Las cifras de uso del tabaco no son alentadoras. El Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas del 2013, indica que el 62 por ciento de los adolescentes han fumado alguna vez en la vida. El análisis señala además que el 23 por ciento de ellos inicien el consumo en el siguiente año.

“Los grandes ejes, el de tratamiento y el prevención, son compatibles con las actividades que se encuentran dentro del plan obligatorio de salud, en los distintos regímenes. Pero al que le apuntaremos con mayor relevancia será al de prevención, pues queremos que nuestros jóvenes se conserven saludables”, afirmó Garro.

El consumo a temprana edad preocupa a las autoridades del departamento, pues según un estudio del Instituto Nacional de Salud del año 2011, la edad de inicio de consumo para Colombia se encuentra en los 13 años.

Para Juan Carlos Delgado Vélez, coordinador de la Unidad y especialista en Farmacodependencia, una de las principales causas de prevalencia del consumo de tabaco a corta edad en la región son las costumbres, que han permeado los espacios sociales y culturales de los antioqueños.

“Las estrategias no son solo para que las personas dejen de fumar, sino para prevenir las consecuencias que este genera. Para llegar a todos, una forma de innovar es mediante las herramientas tecnológicas, con las que se puede concientizar a poblaciones lejanas”, dijo el experto.

Por eso, uno de los objetivos del programa no será solo aumentar la esperanza de vida de los ciudadanos, que podría aumentar entre 8 a 10 años, sino también elevar el índice de calidad de vida relacionado con enfermedades.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco es la primera causa de invalidez y muerte prematura en el mundo. El tabaquismo está directamente relacionado con la aparición de 29 enfermedades, de las cuales 10 son diferentes tipos de cáncer y de más del 50 por ciento de las enfermedades cardiovasculares.

La atención de estas patologías –explicó Delgado– generan costos muy elevados para el sistema de salud, pues el 95 por ciento de los casos de cáncer en la laringe y el 90 por ciento de cáncer de pulmón están asociados al consumo habitual de tabaco.

Para Delgado, la Ley Antitabaco, que limitó y prohibió el consumo de cigarrillo en lugares públicos, ha sido efectiva.

“Esa normatividad ha transformado los patrones sociales con respecto al tabaco, pues uno de los mayores resultados es el cambio cultural, pero aún falta”, dijo.

Por ahora, el reto de la Unidad de Tabaquismo es lograr un porcentaje de efectividad entre el 30 y el 35 por ciento.

Fueron entregados 1.260 cigarrillos

En conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco, la Alcaldía de Medellín, por medio de la Secretaría de Salud y el Instituto de Deportes y Recreación (Inder), realizará una serie de actividades para promover estilos de vida saludable en la ciudadanía.

Durante el año, la campaña contra el consumo de tabaco del Inder se ha extendido en 17 Unidades Deportivas Satélites y en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot.

Además, se llevó a cabo un proceso de sensibilización con aproximadamente 52.000 personas; entre ellos, jóvenes y niños.

En algunas de esas charlas, que fueron programadas durante los meses de marzo, abril y mayo, consumidores habituales renunciaron a la adicción y entregaron de forma voluntaria 1.260 cigarrillos. El objetivo de estos certámenes es contribuir a que las generaciones presentes y futuras no consuman tabaco para que no padezcan las consecuencias devastadoras que deja ese mal hábito.

Los talleres y actividades se realizan teniendo en cuenta que en el Congreso de Psiquiatría que tuvo lugar en La Habana, la adicción al tabaco fue considerada una enfermedad más, que requiere tanto tratamiento medicinal como rehabilitación psicológica y re-educación social.

La dependencia al consumo del cigarrillo es más difícil de corregir, que la física.

 

Fuente: El Tiempo. 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba