Alan Jara, Comprometido Con Las Víctimas Del Eje Cafetero

(Foto: www.vocerodelcafe.com) (Foto: www.vocerodelcafe.com)

La Unidad Para las Víctimas y el Distrito Militar No 39 de Armenia entregaron en la mañana de este miércoles la libreta militar gratuita a 150 víctimas de desplazamiento forzado

Ellos se encuentran registrados en el departamento de Quindío. De igual manera se realizó la entrega de encargos fiduciarios a los menores de edad en Risaralda.

Pereira, Risaralda. Con la presencia del director nacional de la Unidad Para las Víctimas en la capital del Quindío Alan Jara, el Distrito Militar Nº39 de Armenia y las diferentes entidades territoriales, se realizó el acto de entrega de las libretas militares gratuitas, a 150 víctimas de desplazamiento forzado que habitan en esta zona del país.

Esta medida hace parte del cumplimiento del artículo 140 de la Ley 1448 de 2011, que establece la exención de prestar el servicio militar obligatorio a todos los hombres víctimas del conflicto armado. La gestión fue adelantada por la Unidad Para las Víctimas, en convenio con el Ministerio de Defensa y a través de la Dirección de Reclutamiento y Control de Reservas del Ejército Nacional.

La libreta militar para los hombres victimas cumple con una doble función: por una parte en materia de asistencia permite la identificación de la población al portar el documento de identificación (Libreta Militar) y por el otro se implementa como una medida de satisfacción ya que la exención a la prestación del servicio militar es un reconocimiento con las víctimas que han sufrido los estragos del conflicto.

“Si la guerra fuera la solución el país ya se hubiese arreglado, por eso es que es tan importante el camino de la paz; hace muy poco tiempo en Colombia no se reconocía que había conflicto y mucho menos víctimas, pero ahora todo es diferente, 2.760 días secuestrado me dan la posibilidad de conocer el tema a fondo, es hora de acabar con esa fábrica de víctimas que es la guerra”, expresó Alan Jara en la ciudad de Armenia.

En el departamento de Quindío se adelantó en el mes de junio la selección de estos beneficiarios de manera conjunta entre el Distrito Militar Nº 39 de Armenia, los enlaces municipales de víctimas de los municipios del Quindío y la Unidad para las Víctimas.

Se finalizó este ejercicio con la entrega de 150 libretas militares asignadas para Quindío por parte de la Jefatura de Reclutamiento Nacional, a los ciudadanos incluidos en el Registro Único de Victimas por Desplazamiento Forzado, únicamente por esta oportunidad.

“El tema de la paz no solamente es la terminación del conflicto, el tema va mucho más allá, necesitamos reconciliar nuestra sociedad, volvernos más tolerantes y en buena hora el Gobierno tiene todo una política y una institucionalidad enfocada hacia ello”, agregó Jara.

Dentro de esta iniciativa se entregarán en todo el territorio nacional un total de 24 mil libretas militares, de este número ya se ha realizado la entrega de 9 mil libretas y en el Eje Cafetero se hizo la gestión para 550 libretas.

“Si yo no perdono, voy a seguir como si estuviera en el secuestro, esa rabia y ese anhelo de venganza lo único que genera es más violencia, perdonar no significa justificar, ni olvidar, perdonar es un estado del alma y es algo que debemos tener en el corazón cada uno de los colombianos”, concluyó Alan Jara.

Si bien recientemente se anunció por parte del Gobierno Nacional que la libreta militar no será requisito indispensable para acceder a oportunidades de empleo, es de aclarar que esta exención solo se aplicará durante los primeros 18 meses de trabajo, período de gracia en el cual los beneficiarios deberán haber solucionado su situación militar.

Encargos fiduciarios

De igual manera el director Nacional de la Unidad para las Víctimas hizo presencia en la ciudad de Pereira, con el objetivo de entregar un total de 128 encargos fiduciarios a igual número de niños y niñas víctimas del conflicto.

El acto que estuvo presidido por el Gobernador de Risaralda, Sigifredo Salazar Osorio, se llevó acabo en el recinto de la Asamblea Departamental.

Este encargo es un mecanismo a través del cual la Unidad confía un dinero a una entidad fiduciaria para que lo administre hasta que los niños, niñas y adolescentes cumplan la mayoría de edad, tengan la cédula y puedan hacer uso de su indemnización administrativa y/o Judicial.

“Cuando como director de la Unidad me corresponde entregar un encargo fiduciario a un niño, eso significa que ese niño ha sufrido mucho y que lo ha tocado directamente el conflicto, por eso invito a que la sociedad entera lo acompañe y que el Gobierno le brinde las herramientas suficientes para tener un futuro promisorio”, argumentó Jara.

La entrega de encargos fiduciarios se tradujo en una inversión total para las víctimas de 433 millones de pesos. A diciembre se espera que la Unidad para las Víctimas en el Eje Cafetero pueda entregar más de 1.000 encargos.

“Si realmente queremos lograr la paz estable y duradera, tenemos que comenzar por reconocer que tenemos unas personitas que han sufrido en gran medida con esta guerra, es un deber de todos repararlos; el estudio, la vivienda y la generación de ingresos son necesarios para rehacer la vida, la paz no solo es un derecho, es también un deber, espero poder ayudar a construir los sueños de todos estos niños hoy presentes aquí”, puntualizó Alan Jara.

 

Fuente: www.vocerodelcafe.com

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba