El arte como herramienta de transformación social

Foto tomada de: http://www.cronicadelquindio.com/ Foto tomada de: http://www.cronicadelquindio.com/

Hoy a las 7:30 p. m. Ángela Sánchez, actriz de la compañía lAmora, de Andalucía (España), presentará ‘Des (velos)’, una pieza de teatro-danza con un toque de flamenco, en la que habla del ser mujer, y de cómo se construyen y destruyen los roles de género que son impuestos.

Tras realizar una gira por varias ciudades del país, la actriz andaluza arribó por primera vez a Armenia, y en el marco de la Programación Azulado de Teatro Azul realizará la función que describe cómo una “obra de danza-teatro-flamenco que sirve para mover el alma”.

Ángela, háblenos sobre su vida y el proyecto socioartístico lAmora.

Bueno, pues yo vengo de Andalucía, del sur de España, soy actriz y sicóloga. De esta forma, lAmora es considerado un proyecto socioartístico que tiene esa doble vertiente de labor escénica y comunitaria. En este sentido, se utiliza el arte como herramienta de transformación social y personal.  Esta es una propuesta que, por tanto, no se queda en los escenarios, sino que pretende acercarse a otros espacios y colectivos "menos" artísticos.

¿Cuál es el tema y la propuesta escénica de la obra ?

 ‘Des(velos)’ es una pieza de teatro-danza, es un encuentro con la feminidad. La obra nos hablan poética y profundamente  del ser mujer, de cómo construimos y también destruimos los roles de género que nos son impuestos. Es una propuesta con un lenguaje muy poético y corporal, donde los símbolos están muy presentes. De esta forma, el público puede sumergirse en un viaje no solo visual, sino también emocional.

¿Cómo fue el proceso de creación y montaje de esta obra?

Pues  ‘Des(velos)’ nació cuando yo vivía en Perú, donde realizaba un proyecto socioartístico de empoderamiento con mujeres. A raíz de mis vivencias, y también de lo que ellas me inspiraban, surgió un material escénico que fue creciendo y tomando forma poco a poco, como una semilla o un buen vino.

¿Por qué el interés de abordar el tema de la construcción del género y la feminidad en esta puesta en escena?

El arte nace de la necesidad de contar algo, de comunicarse. Y eso era lo que sentía que quería contar en ese momento y lo que aún quiero contar. Por supuesto, no fue premeditado, fue algo que me salió de las entrañas. Además, creo que es muy importante que nos paremos a pensar en cómo nos afecta la categoría de ser mujer u hombre. Asimismo es necesario reflexionar sobre cuáles de esas etiquetas queremos seguir llevando y cuáles no nos ayudan y queremos abandonar.

Además de ser actriz, usted también es sicóloga. Cuéntenos cómo asume el ejercicio de ambas profesiones desde la escena.

Yo no concibo el teatro sin un fuerte contenido social, sin que conlleve una crítica o una propuesta de transformación, sin que remueva nuestras conciencias. Mi propuesta en cualquier ámbito es siempre de carácter social, de búsqueda de un cambio hacia la cooperación, la armonía con todo lo vivo y la paz. Así lo hago tanto en la escena, como cuando hago talleres o proyectos fuera de ella.

Con esta obra viene realizando desde abril una gira por ciudades como Manizales, Medellín, Bogotá. ¿Cómo ha sido la respuesta del público colombiano?

A mí Colombia me encanta, por eso vine. Es una tierra hermosa y su gente es tan acogedora que es un placer estar aquí. Debo resaltar que la respuesta del público está siendo muy buena. Tras la obra, compartimos impresiones y la gente queda profundamente conmovida. Es un tema que nos toca a todos, independientemente del lugar del planeta en el que vivamos.

Para mí es un placer convocar a la gente de Armenia y alrededores a que se acerquen hoy en la noche al maravilloso Teatro Azul y puedan disfrutar de un rato diferente, un viaje sensorial y espiritual, porque ‘Des(velos)’ es teatro-danza (y un toque de flamenco) para mover el alma. ¡No se la pierdan!.

 

Fuente: http://www.cronicadelquindio.com/

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba