Líderes del Norte de Bucaramanga exigen presencia del Ejército tras aumento de inseguridad

(Foto: bucaramanga.gov.co) (Foto: bucaramanga.gov.co)

Líderes de las Comunas 1 y 2 de Bucaramanga piden que el Ejército Nacional patrulle en sus barrios ante el aumento de los homicidios y robos en este sector de la capital santandereana.

En los últimos 40 días, 14 personas han sido asesinadas en el Norte de Bucaramanga. En lo que va de 2016 la cifra de homicidios comunes perpetrados en este sector de la capital de Santander asciende a 35.

Las riñas, los conflictos entre parches, el sicariato y los atracos serían las principales causas de los asesinatos. Por esta razón, Daniel Gil Niño, presidente de la Junta Acción Comunal, JAC,del barrio Kennedy y Edil de la Comuna 1, exige que sean tomadas medidas más fuertes para combatir la inseguridad del sector.

"La presencia de la Policía ya no alcanza. Por eso pedimos que la Fuerza Militar nos acompañe, que patrullen, que generen confianza en el sector, pues aumentan los muertos y los robos y no queremos que se convierta en una bomba de tiempo".

Para Gil Niño, el panorama en los barrios de las comunas 1 y 2 empeora después de las 10:00 p.m., pero en el día también es frecuente presenciar robos o riñas. "Ahora lo que se ve son dos jóvenes en moto, como patrullando por el sector, mirando a quién pueden robar. El panorama es grave, ya ni siquiera importa que las cámaras de seguridad funcionen o que la Policía haga el patrullaje de rutina".

A esta petición se le une el presidente de la JAC del barrio Villa Helena, Alfonso Ardila Álvarez, quien aseguró que aunque en su barrio ha mejorado la seguridad hay otros sectores neurálgicos que necesitan medidas drásticas.

"Hay muchachos, de parches o no, que ya no le tiene respeto a la Policía, la situación se salió de las manos. El patrullero no puede hacer mayor cosa. Es importantísimo que se implementen acciones más fuertes para frenar esta racha de violencia que estigmatiza a esta parte de la ciudad", afirmó Ardila.

Según los líderes comunitarios, a la inseguridad se le suma la falta de denuncias, pues la comunidad no está acostumbrada a realizar el proceso correspondiente ante las autoridades. "Les da pereza, porque sinceramente poner la denuncia es tedioso, además de la pérdida económica uno termina perdiendo más tiempo", explicó Gil Niño.

Sin embargo, Alfonso Ardila Álvarez considera que así los habitantes de la Zona Norte no quieran denunciar, es deber de los líderes poner en conocimiento de las autoridades lo que sucede en sus barrios, así existan retaliaciones.

"Hace dos años, cuando comencé con las denuncias de la inseguridad en mi barrio, me apedrearon la casa y me amenazaron. Pero, todo valió la pena porque Villa Helena actualmente es un sector que ha mejorado en seguridad", dijo Ardila.

Los dos líderes le contaron a Vanguardia.com que aunque han visto cómo incrementa la percepción de inseguridad entres sus familiares y vecinos no han tenido reuniones con el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga ni con el alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández, pese a que de enero a junio del presente año se han registrado seis asesinatos más que en 2015 en este sector de la ciudad.

"Así como creemos que el Alcalde de Bucaramanga quiere convertir al Norte en "Ciudad Jardín", también le requerimos que comience a trabajar. Debemos dejarle claro al hampa y almicrotráfico que no los queremos acá", enfatizó Daniel Gil.

Así mismo, el Edil de la Comuna 1 aseguró que no ha tenido contacto con Pedro Nel Rodríguez, a quien el Alcalde de Bucaramanga nombró como asesor de despacho encargado de la zona Norte. "No ha convocado a ediles o a líderes comunitarios y hasta para ir a la Casa de la Justicia (donde Rodríguez tiene su oficina) es muy inseguro. Vemos la buena voluntad (de Rodolfo Hernández) pero no se ven las obras".

¿Qué dicen las autoridades?

Frente a la exigencia de los líderes del Norte, el Coronel Raúl Pico, Comandante encargado de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, aseguró que la Policía Nacional ha ejercido su papel en el sector y "ha estado trabajando con lo que tiene. Nosotros vemos que hay problemas de parches que generan agresiones a la misma Fuerza Pública, por lo tanto el esfuerzo de la Policía está volcado, en mayor parte, hacia el Norte por que es donde más se necesita".

El Coronel Pico afirmó que el plan de trabajo que tiene la Policía en este sector de Bucaramanga ha sido constante, muestra de ello son las capturas por todos los delitos de 918 personas, las más de 8 mil armas blancas incautadas y la recuperación de tres carros y 12 motos hurtadas en los primeros seis meses del 2016 en este sector de Bucaramanga.

Sobre la petición por parte de la comunidad de patrullaje del Ejército, el Coronel Raúl Pico, aseguró que hay unos roles establecidos en cuanto al empleo de la Fuerza Pública en todo el territorio colombiano. Para Pico, la Policía está para salvaguardar las ciudades, mientras que el Ejército está para mantener la seguridad en la zona rural.

"No me parece necesario, pero podríamos sentarnos a oír las exigencias de los líderes del Norte. Un Policía está preparado para los inconvenientes que se puedan presentar en los barrios, con los parches o las riñas por intolerancia. El personal del Ejército está preparado para otro tipo de situaciones y su perfil es diferente al de nuestros Policías", explicó Pico.

Sin embargo, el asesor de la Alcaldía de Bucaramanga para Ciudad Norte, Pedro Nel Rodríguez, cree que el tema de inseguridad no se soluciona con presencia policial. Para Rodríguez, la inseguridad, el consumo de drogas, los homicidios,  entre otros, son consecuencia de dos problemas: la alta tasa de desempleo o la informalidad laboral y la tasa de disolución de familia.

"En todas las parroquias del Norte se disuelven un promedio de 25 familias al mes. ¿Qué hacen esos niños?¿En qué se ocupan? Cuando uno no tiene papás está expuesto a la tentación de la calle. Si la persona tiene familia no quiere aparecer en la última página de un periódico matando al vecino. Ese es el único mecanismo útil de control social. Que encuentren todo lo que les hace falta en la familia y por eso no necesitan estar en la calle. No vamos a combatir la inseguridad con el Ejército sino buscando generar mayor empleo formal y fortaleciendo la familia", explicó el asesor del despacho.

Así mismo, el funcionario aseguró que el tema de la seguridad en el Norte es un tema que tiene muchas causas muy profundas y no se resuelve solo con Policía, "que es algo represivo pero no es la verdadera solución, toca trabajar a largo plazo. Todos quisiéramos que los problemas se hubieran arreglado el dos de enero, pero el Plan de Desarrollo Municipal recién empieza. Le pedimos a la comunidad que tenga más paciencia en el entretanto que se ponga a funcionar el proyecto 'Ciudad Norte, Ciudad Jardín".

Frente a los encuentros con los líderes comunitarios Pedro Nel Rodríguez explicó que sólo se llevarán a cabo después del primero de julio, fecha en la que se posesionan las nuevas Juntas de Acción Comunal.

Sobre la petición de los líderes comunales, Rodríguez afirmó que el tema de funciones del Ejército y Policía es institucional, pues ellos dos tienes dos trabajos diferentes y decidir si el Ejército hace o no patrullaje no lo maneja el asesor del despacho, ni el Alcalde de Bucaramanga.

Al respecto, el Coronel Jorge Eduardo Cepeda, Segundo Comandante de la Quinta Brigada, aseguró que por petición de la ciudadanía ya se había hecho presencia en esta zona. La Policía Militar ha patrullado por barrios de las comunas 1 y 2 después de las 9:00 p.m., en coordinación con la Policía Nacional.

"Hemos incrementado nuestros patrullajes. Seguiremos permaneciendo de forma intermitente y en horarios distintos en esas comunidades. Nuestro deseo es incrementar nuestra presencia en la zona, participando con la comunidad", afirmó el Coronel Cepeda. 

 

Fuente: vanguardia.com

 

 

 

 

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba