Arrancan obras para canalizar el ‘arroyo de la muerte’

(Foto: César Bolívar) (Foto: César Bolívar)

El Distrito comenzó ayer las obras en el puente de la calle 30 con la carrera 21. En 83 años se han registrado 31 víctimas mortales arrastradas por las corrientes que generan las lluvias. 

Con la puesta en marcha de una retroexcavadora comenzaron ayer las obras de reconstrucción vial y canalización del arroyo de la carrera 21, entre calles 53D y 30, considerado el más caudaloso de Barranquilla y en cuyas aguas han muerto 31 personas en 83 años.

“Es una obra histórica que hemos soñado. Hasta no ver que la canalización de la calle 84 y la 79 funcionara, no creíamos poder solucionar de fondo el tema de los arroyos, pero vamos a poner fin al arroyo de la muerte y también vamos a mejorar el entorno. Ya no será un espacio que huele tan feo y que no provoca acercarse”, aseguró el alcalde Alejandro Char, quien visitó el lugar para inspeccionar el inicio de los trabajos.

“Con esta canalización dignificaremos a tantas familias víctimas que ha dejado”, agregó el mandatario, quien, plano en mano, revisó los diseños en compañía del secretario de Infraestructura del Distrito, Rafael Lafont.

Desde 1933 hasta hoy, cerca de 94 personas han fallecido como consecuencia de los arroyos en Barranquilla, según estudio de la Institución Educativa Distrital Marco Fidel Suárez. De los casos registrados, un 33% fueron víctimas del arroyo de la 21, cifra que lo convierte en el más temido de la ciudad.

La muerte más reciente fue la de Luisa Paola Osorio, una estudiante de 16 años, quien fue arrastrada por la fuerte corriente luego de perder el equilibrio en el andén de la carrera 21 con calle 40B.

El cuerpo de la adolescente fue encontrado sin vida 24 horas después en el barrio Villanueva, en la desembocadura del caño de la Auyama.

El evento más trágico ocurrió en 1992 cuando 9 personas murieron luego de que fuese arrastrado el bus en el que se transportaban.

“Esto es un homenaje a toda las víctimas. Nos cansamos de ver cuerpos de niños flotando y familias falleciendo”, declaró el alcalde Char.

La obra

El proyecto en el que se invertirán unos $125.000 millones debe ser ejecutado en 16 meses. Contempla, además de la canalización de la 21, la recuperación de los afluentes de esa arteria que corren por la calle 47B, desde la carrera 19C y por la calle 39 desde la carrera 14.

También construirán nuevos andenes en losetas decorativas, instalación subterránea de redes de alumbrado tipo led, paraderos de buses, ductos de telecomunicaciones y arborización. En el transcurso de la próxima semana el Distrito procederá con la instalación de las redes de alcantarillado, para luego iniciar la construcción de un canal abierto en concreto reforzado con ‘box culvert’, de acuerdo con lo explicado por Lafont.

“Igual que la instalación de un alcantarillado, se empieza desde el punto más bajo hasta el más alto. Arrancamos por el puente de la calle 30, que será demolido y se hará uno nuevo, con un 50% más de capacidad. Luego se hacen los cambios de las redes y la construcción de canal”, precisó.

Con la canalización del arroyo de la 21 se beneficiarán de manera directa 350.000 habitantes que residen en 10 barrios de tres localidades: El Valle, Villate, Buena Esperanza, Pumarejo, Los Andes, El Carmen, La Victoria, San José, Boyacá y La Alboraya. La obra está a cargo de la Unión Temporal Arroyos 2016, representada por Luis Eduardo Barrios, compuesta por las firmas A Construir S.A. (45%), Construcciones e Inversiones Beta S.A.S. (25%), Sergio Torres Reátiga (25%) y BF Construye S.A.S. (5%).

A través de las redes sociales, ciudadanos destacaron el inicio de los trabajos y aseguraron que “es un gran avance” para Barranquilla.

“Gran noticia para Curramba y para los habitantes que han sido azotados por el arroyo. Así se agiliza el progreso de nuestra ciudad”, comentó  Roger Barrios.

 

Fuente: El Heraldo

18 comentarios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba