Electricaribe, en un punto de no retorno

(Foto: Electricaribe / Samuel Lozada) (Foto: Electricaribe / Samuel Lozada)

Desde el 18 de octubre, la empresa incumplió el pago de $103.000 millones, dice XM. Entraría en período de cortes de energía desde la próxima semana.

Los poderosos dueños de Electricaribe (españoles) descartan que altas autoridades de su gobierno intercedan ante las autoridades colombianas para darle salida al problema que afronta la empresa para atender el mercado de una extensa zona del Caribe. En otras oportunidades ha existido ese tipo de intervenciones, con resultados no muy claros para las finanzas domésticas.

Electricaribe está llegando a un punto de no retorno al no poder pagar la energía que les compra a los generadores. EPM y Emgesa ya notificaron no vender más. XM, empresa filial de la estatal ISA, expertos en mercados, indicó recientemente que la empresa dejó de responder por unas garantías, lo que provocará en poco tiempo restringir el suministro de energía, con afectación para los usuarios finales. Esos cortes no serán problema para los habitantes de la zona, acostumbrados a un mal servicio prácticamente desde que la empresa se hizo cargo de este mercado. “Si se llega a iniciar el programa de cortes, eso comienza con tres horas. Son horarios en la mañana y luego a los 60 días ya se incrementa a cuatro horas el corte”, señaló Cecilia Maya Ochoa, gerente de Mercado de Energía de XM, en un evento sobre distribuidores mayorista de energía. Es posible que en los próximos días el problema de Electricaribe sea abordado por las autoridades colombianas y españolas reunidas en Cartagena.

La empresa en problemas atiende cerca de 2,5 millones de clientes y “para llevar la energía a sus hogares se dispone de más de 53.155 kilómetros de redes, de los cuales 30.692 corresponden a redes de media tensión, 1.708 a redes de alta tensión y 20.755 a redes de baja tensión, así como 193 subestaciones distribuidas en los siete departamentos de la Costa”, indica un informe de 2014 de la corporación.

Limitaciones de suministro

Electricaribe dejó de responder por $35.000 millones, monto correspondiente a unas garantías que le exigió la empresa XM. Desde ese momento entró en un proceso de limitación de suministro, dice la gerente de Mercado de Energía de XM. Lo grave del asunto es que desde el miércoles de la próxima semana, la empresa eléctrica de capital español entraría en período de cortes de energía. Desde el 18 de octubre incumplió el pago de $103.000 millones. Hay procedimientos de ejecución de garantías para captar $96.000 millones y a la fecha tiene deudas pendientes con el mercado mayorista de electricidad por $7.000 millones.

Cecilia Maya Ochoa explicó que para quedar al día, Electricaribe tendría que haber cancelado $35.000 millones más. “Le hemos solicitado $20.000 millones de garantías extraordinarias por unos contratos que se han cancelado, más los $7.000 millones que quedaron pendientes del vencimiento”.

Analistas del sector consideran que en Electricaribe se mezclan varios temas: rezago en la inversión por parte del operador de red, señales regulatorias que no incentivan la inversión, ausencia de herramientas que prevengan el fraude de energía, mecanismos que faciliten el pago de la deuda, ausencia de un esquema de subsidios a largo plazo, mayor compromiso de los usuarios oficiales y privados con el pago. La demora en el pago de subsidios eléctricos por parte del Gobierno, seguramente ha contribuido a agravar el problema financiero de la empresa; sin embargo, esta situación afecta a las demás comercializadoras. El costo de esas ayudas es de $2,8 billones y se reciben por contribuciones $1,2 billones; es decir, que el déficit es de $1,6 billones y en el presupuesto general se apropiaron $800.000 millones y hay un faltante de $800.000 millones para 2017. Este año cerrará con un déficit de $400.000 millones.

Ángela Montoya, presidenta de Acolgen, considera que “el interés nuestro es que se solucione lo antes posible para evitar un riesgo sistémico en el sector”.

El director de la Federación de Departamentos, Amylkar Acosta, dijo que los cortes tienen que proteger a instituciones como hospitales. Como gremio plantea el cambio del operador, idea que cuenta con el aval de los siete mandatarios regionales. El gerente de la Andi en Barranquilla, Alberto Vives, señaló que “la región requiere soluciones estructurales tanto para la población como para la industria. Considero igualmente que pensar en cambiar al prestador de servicio sin que el gobierno acometa las medidas necesarias no aporta, no se hace nada”. Vives señala que “con o sin Electricaribe, el Gobierno debe garantizar la prestación del servicio. Debemos igualmente pensar que frente a una situación especial se requieren unas medidas especiales, creativas, por ejemplo: fijar términos de un período de recuperación y durante el mismo pensar en sostener unos precios fijos estables, competitivos para la región”. Resaltó que este es un trabajo que requiere el compromiso de todos.

 

Fuente: EL ESPECTADOR

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba