“Estudiantes que se toman la Universidad del Atlántico no están matriculados”: Rectora (e)

(Foto: Luis Rodríguez) (Foto: Luis Rodríguez)

Rafaela Vos Obeso afirmó que la reclamación de derechos tampoco puede exigirse de forma “violenta”.

Sobre registros de programas, vicerrectora de Docencia sostuvo que los documentos se enviaron y esperan respuesta del Ministerio de Educación.

“Ningún derecho se exige por medio de la violencia, menos cuando no son estudiantes matriculados para el segundo semestre académico”. Estas fueron las palabras de la rectora encargada de la Universidad del Atlántico, Rafaela Vos Obeso, respecto a la decisión de algunos estudiantes de encerrarse en la Vicerrectoría de Docencia desde el pasado viernes.

Un grupo de estudiantes se tomó la oficina de dicha dependencia para pedir la renuncia de su titular, Clara Vargas, a quien responsabilizan de las dificultades que han presentado los registros calificados de tres programas: Técnico de Operación Turística, Tecnológico de Gestión Turística y Profesional de Administración Turística.

En rueda de prensa realizada esta mañana en el despacho de Rectoría, Vos Obeso señaló que las directivas de Uniatlántico rechazan “de forma vehemente” la toma de espacios del plantel educativo, argumentando que “no pueden primar” los derechos individuales por encima de los colectivos.

La rectora (e) alegó que el alma máter “nunca ha negado” el derecho a la protesta y que es una de las instituciones de educación superior donde los estudiantes más lo ejercen. Sin embargo, declaró que la administración “no conoce la demanda” de los manifestantes y que se trata de una protesta “ilegal” en esta ocasión.

Los alumnos que participan en la protesta apilaron sillas en la entrada de la Vicerrectoría de Docencia para impedir el ingreso de los funcionarios que trabajan en esa área, y anunciaron que permanecerán allí hasta que se resuelvan los inconvenientes ocasionados por la dilación en los trámites de registros de los programas académicos previamente referenciados.

Dirol López, uno de los manifestantes, dijo a este medio que desde el momento en que inició la toma de la oficina nadie ha podido entrar ni salir. Con base en su testimonio, desde el viernes no han ingerido alimentos ni han bebido agua, por lo que algunos evidencian síntomas de debilidad. Los estudiantes pidieron a la Defensoría del Pueblo su intervención para velar por la protección de sus derechos.

“Las tomas donde hay diferentes intereses se han utilizado para tener logros irregulares cuando se desconocen las solicitudes (de quienes protestan)”, apuntó Vos Obeso antes de precisar que la institución cuenta con la asesoría de la Defensoría del Pueblo para cerciorarse de que la universidad “no viola” derechos a los manifestantes.

Esperan respuesta

Respecto a los registros calificados de los tres programas, la vicerrectora de Docencia de Uniatlántico sostuvo que la administración anterior envió, en mayo de 2015, la información requerida al Ministerio de Educación y que en noviembre recibieron una solicitud para complementar el contenido y entregarla con el acompañamiento de la facultad de Ciencias Económicas, responsable de coordinar dicho trámite.

Vargas anotó que en marzo de este año el Ministerio hizo una nueva solicitud, dando lugar a un recurso de reposición sobre el registro que debían expedir. La universidad –aseguró- respondió la semana pasada y esperan una contestación definitiva de la cartera de Educación.

Fuente: El Heraldo

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba