"Todas nuestras operaciones comerciales son legítimas": Tomás y Jerónimo Uribe

(Foto: AFP) (Foto: AFP)

Tomás y Jerónimo Uribe, hijos del expresidente Álvaro Uribe Vélez, respondieron este lunes a la investigación que la Fiscalía General de la Nación adelanta en su por presunta defraudación al Estado.

Luego de que el saliente fiscal Eduardo Montealegre confirmara que se investiga a una empresa de propiedad de los Uribe Moreno, a través de un comunicado han señalado que todas sus operaciones comerciales son legítimas y han sido conocidas por la DIAN.

Señalaron además que les resulta sorprendente esta investigación pues no han sido notificados por conductos legales de esta misma indagación.

“Las expresiones del Fiscal Montealegre constituyen una clara muestra de un proceder antijurídico, que solamente ha buscado afectar nuestro derecho al buen nombre con aseveraciones sin sustento fáctico alguno y a pesar que todas nuestras operaciones comerciales son legítimas y han sido conocidas por la DIAN”, indicaron.

Los hijos del expresidente Uribe solicitarán medidas cautelares ante la CIDH en desarrollo de la investigación adelanta en su contra la Fiscalía.

Comunicado de los Uribe Moreno

Debemos despejar cualquier duda sobre nuestro proceder y defender nuestro derecho al buen nombre

En dos ocasiones en esta Semana Santa el saliente fiscal general nos notificó a través de medios de comunicación que nos estaba investigando “en el contexto de una defraudación a la DIAN por un billón de pesos”.

La primera ocasión se dio luego que el fiscal acudió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a “presentar pruebas” en nuestra contra como respuesta a las denuncias que ha realizado el Centro Democrático ante este tribunal por persecución política.

Esto resulta sorprendente pues el caso de Tomás y Jerónimo Uribe no se ha presentado ante este tribunal y no hemos sido notificados por conductos legales de tal investigación.

Las expresiones del Fiscal Montealegre, tanto en la CIDH, como en entrevista periodística de hoy, constituyen una clara muestra de un proceder antijurídico, que solamente ha buscado afectar nuestro derecho al buen nombre con aseveraciones sin sustento fáctico alguno y a pesar que todas nuestras operaciones comerciales son legítimas y han sido conocidas por la DIAN.

Dichas notificaciones a través de medios de comunicación y no por conductos legales, además de ser condenas informales, vulneran nuestro derecho a la honra y buen nombre, a la privacidad, a la reserva procesal, al debido proceso y en general a las garantías judiciales internacionalmente promulgadas.

Solicitaremos medidas cautelares ante la CIDH y coadyuvaremos las denuncias ya radicadas ante las Naciones Unidas.

Solicitamos a la fiscalía ser escuchados en el proceso del cual fuimos notificados por el saliente fiscal general a través de los medios de comunicación para que el ente investigador pueda despejar cualquier duda sobre nuestro proceder.

Tenemos la obligación de defender nuestro buen nombre, el de la organización que hemos construido por más de 13 años y el de los más de 500 colaboradores que pueden dar fe de nuestros valores y ética profesional. 

 

Fuente: El Espectador. 

1 comentario

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba