Congreso de EE. UU. avanza en discusión de fondos para paz en el país

(Foto: Bajado de Internet) (Foto: Bajado de Internet)

Senado aprobó en primer debate US$ 391 millones para Paz Colombia. Condicionan el gasto de dinero.

La asistencia de Estados Unidos para financiar la implementación del acuerdo de paz entre las Farc y el Gobierno colombiano dio importantes pasos esta semana en el Legislativo estadounidense.

Este miércoles, la Comisión de Apropiaciones de Senado de EE.UU. aprobó una partida de $ 391 millones de dólares de los que buena parte se usarían durante el año fiscal 2017 con este propósito.

La cifra es casi idéntica a la que solicitó el presidente Barack Obama en febrero cuando anunció el Plan Paz, la iniciativa que reemplazaría al llamado Plan Colombia.

El texto, no obstante, incluye una serie de condiciones que podrían generar problemas.

Parte de la ayuda, un 20 por ciento de los fondos destinados a las fuerzas armadas (unos US$ 7,5 millones), no podrán ser entregados mientras el Secretario de Estado de Estados Unidos no certifique que el tribunal creado por los acuerdos de paz y que se encargará de juzgar a los graves violadores de derechos humanos es un ente "independiente" y con poder para imponer "sanciones significativas contras los responsables, entre ellas penas privativas de la libertad, reparación de víctimas y garantías de no repetición", según dice el texto aprobado este miércoles.

Así mismo, el Secretario tendrá que certificar que los militares responsables de haber "ordenado, cometido o encubierto los llamados 'falsos positivos', están siendo investigados sancionados y retirados de sus cargos cuando exista evidencia que sugiera su responsabilidad".

Obama, durante un encuentro en Washington con el presidente Juan Manuel Santos, le había pedido al Congreso 450 millones de dólares para respaldar toda una serie de programas en el posconflicto, entre estos el desminado y el desarrollo alternativo en apartadas regiones de Colombia.

De esos, US$ 391 millones (la misma cifra que aprobó la Comisión de Apropiaciones) serían administrados por el Departamento de Estado.

Otros US$ 60 millones para Colombia estarían incluidos en el presupuesto para el Departamento de Defensa, que también está siendo considerado por el legislativo de EE. UU., pero en un trámite independiente al del Departamento de Estado. 

Como en años anteriores, una parte de la ayuda está destinada a combatir el narcotráfico en todos los eslabones de la cadena.

La ayuda aprobada por el Senado, no obstante, incluye un fuerte paquete de condiciones que deberán cumplirse para que los fondos puedan ser gastados.

Cien millones de dólares más

Por otro parte, la ayuda también avanza en la Cámara de Representantes donde los legisladores encargados de redactar el presupuesto de Operaciones en el Extranjero para el año 2017 incluyeron una partida de US$ 491 millones de dólares para Colombia. Si se suman los fondos en el presupuesto de Defensa, la propuesta de la Cámara incluiría US$ 100 millones adicionales a lo proyectado por el Senado (unos US$ 550 millones).

A diferencia de la Cámara Alta, la Cámara de Representantes separa lo que sería ayuda para combatir el narcotráfico y el terrorismo (US$ 300 millones de dólares), de los fondos para el posconflicto que serían US$ 191 millones. El proyecto sostiene que este monto estará disponible una vez el Gobierno y las Farc lleguen a un acuerdo y se inicie la fase de implementación de lo pactado.

En la versión de la Cámara los legisladores exigen que antes de entregar los fondos el Secretario de Estado, en un reporte al Congreso, certifique que la entrega de esos fondos constituye una prioridad para los intereses en seguridad nacional de EE.UU.

Este proyecto aún tiene que ser aprobado por el Subcomité para las Operaciones en el Extranjero, luego en el Comité de Apropiaciones y de allí a la Plenaria.

Una vez los proyectos sean aprobados en las respectivas Cámaras, se nombraría un comité mixto de Cámara y Senado para que concilien las dos versiones.

Por lo general, los legisladores terminan partiendo la diferencia, es decir, que el país podría recibir unos US$ 500 millones, que es la cifra que sugirió el Gobierno colombiano.

Dado que este año es electoral en EE. UU. existe la posibilidad de que no aprueben un presupuesto para las operaciones extranjeras y simplemente sigan financiando los programas a los niveles del año anterior (en todo el 2016 Colombia recibirá unos US$ 310 millones).

En ese escenario, para que Colombia pueda recibir lo prometido por Obama, los legisladores tendrían que incluirlo como una partida adicional en el presupuesto de financiación del gobierno año fiscal 2017.

 

Fuente: El Tiempo. 

1 comentario

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba