Santos le propone al mundo un cambio en la lucha contra las drogas

(Foto: AFP) (Foto: AFP)

Interviene ante el pleno de UNGASS 2016. Sugiere que dé un giro en la óptica punitiva.

Bajo la tesis de que es la hora en que el mundo se replantee la lucha contra las drogas, en especial por la falta de nuevos resultados, este jueves el presidente Juan Manuel Santos les pedirá a los 193 países reunidos en la sesión extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas (Ungass, por sus siglas en inglés) que acepten darle un giro a este tema y abordarlo desde ópticas de derechos humanos y salud pública.

Lo que busca el Gobierno es que el mundo entienda que los métodos represivos y de penalización están fracasando, por lo que es hora de darles a los Estados mayor flexibilidadpara actuar de acuerdo a sus realidades internas y la posibilidad de que desarrollen políticas más autónomas que les permitan enfrentar un fenómeno que ha causado millones de muertos alrededor del mundo.

Santos dirá en Ungass que no se puede seguir enviando a la cárcel a los eslabones más bajos de la cadena del narcotráfico, sino que se les tienen que dar alternativas, mientras que todo el peso del Estado se debe concentrar en atacar a las cabezas de las organizaciones criminales.

"Esta es la Asamblea General de las Naciones Unidas dedicada exclusivamente al tema de la guerra contra el narcotráfico, la Convención de las Drogas, y ahí Colombia desde hace ya algún tiempo, ha venido haciendo una serie de propuestas que han sido acogidas para que se discuta este tema que tanto nos afecta a los colombianos", precisó Santos.

Una de las cosas que ha aclarado el mandatario en distintos escenarios es que no se trata de legalizar mercados sin un debate serio, sino de mirar alternativas para enfrentar un fenómeno que es de los mayores generadores de violencia en todo el mundo, especialmente en Latinoamérica. De hecho, esta postura tiene respaldo en la región.

Lo que busca el mandatario es que el reenfoque que impulsan Colombia, México y Guatemala desde la Cumbre de las Américas de Cartagena, en 2012, cuando llamaron al mundo a abrirse a nuevas posibilidades, sea admitido para generar mayor flexibilidad en las políticas que cada Estado pueda aplicar. Incluso, Estados Unidos aceptó entrar a la discusión.

"Es la necesidad de que los países revisen una nueva alternativa al problema de las drogas, en lo que Colombia ha tenido un papel protagónico", explicó la embajadora del país ante Naciones Unidas, María Emma Mejía.

Santos tendrá, además, una reunión con el secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, con quien, entre otros temas, se abordará el estado del proceso de paz con las Farc y el que se espera comenzar de forma oficial con el Eln.

Esta cumbre de Ungass es una especie de corte de cuentas que hacen los 193 países miembros de la ONU a la lucha contra las drogas, debido a que en 2019 se vence el plazo de cumplimiento de objetivos que el mundo se puso en esta materia en el 2009.

 

Fuente: El Tiempo. 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba