Expertos colombianos viajan a Ecuador para apoyar rescates

(Foto: rcnmundo.com) (Foto: rcnmundo.com)

Desde Pasto salió un grupo de 35 bomberos. En Antioquia miembros de la Cruz Roja esperan el llamado.

Un total de 15 unidades del grupo Usar del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Pasto salieron al mediodía del domingo hacia el vecino país del Ecuador, para colaborar en las tareas de rescate de víctimas que deja el devastador terremoto registrado a las 6:58 de la tarde del pasado sábado en esa nación.

Se trata de un grupo especializado conformado por 35 socorristas, cuya misión específica es localizar, ubicar y extraer personas que hayan quedado atrapadas en estructuras colapsadas.

“Los bomberos tienen una gran experiencia en la atención de esta clase de emergencias. Hicieron presencia en los terremotos de Popayán y Armenia, pero además lo hicieron en Pisco (Perú)”, dijo el comandante del organismo de socorro, teniente Charles Benavides.

La permanencia en la zona de la emergencia dependerá del tiempo que tarden las labores de rescate, del número de víctimas atrapadas y de la organización contemplada por las autoridades ecuatorianas.

En un principio el grupo humano a su llegada se deberá reportar a un centro de operaciones de emergencia ubicado en la provincia de Manta, luego se les asignará la zona adonde deberán trasladarse para adelantar el trabajo de campo.

“Yo creo que hay dos regiones críticas a las que seguramente serán enviados nuestros hombres, que son Pedernales o Manabí”, dijo el comandante.

“Hemos trabajado bastante en el fortalecimiento de este grupo, no solo en la capacitación, sino también en su conformación y tiene una gran aceptación”, expresó Benavides, quien sostuvo además, que fue de tal magnitud el terremoto que la ciudad de Pedernales quedó destruida en un 80 por ciento.

“Allá hay mucha gente atrapada, mucha gente herida que no ha podido ser rescatada por la deficiencia que tienen en cuanto a grupos de rescate se refiere”, dijo.

Las localidades más afectadas son Manabí, Puerto Viejo, Manta y Guayaquil, todas localizadas en el Litoral Pacífico ecuatoriano.

Recordó que la última intervención a nivel internacional del grupo Usar fue en Pisco (Perú) en el 2007.

Sobre los estragos que causó el terremoto en Pasto informó que solo un edificio registraba fisuras y desprendimiento de puertas, mientras que desde el puerto de Tumaco se reportó el corte del fluido eléctrico, pero fue restablecido después de unas horas.

Por su parte, la Gobernación de Nariño se solidariza con el pueblo ecuatoriano y desde este sábado recibe donaciones para los damnificados en alimentos no perecederos, enlatados, botellones con agua, carpas, frazadas, toldos, ropa en buen estado para clima tropical y repelentes.

Preparados en Medellín

Por otro lado, en Antioquia, 27 voluntarios de la Cruz Roja están en prealistamiento para apoyar, en caso de ser llamados, a prestar labores de socorro en Ecuador.

Las actividades de prealistamiento comenzaron desde el sábado pasado cuando hubo un llamado nacional. Desde ese momento se alistan los médicos, enfermeras y rescatistas y cuatro binomios con perros de búsqueda para viajar en el momento en que se requiera.

Este grupo de profesionales que viajaría al Ecuador tiene experiencia en tragedias como el terremoto del Eje Cafetero, el colapso de la torre seis del edificio Space en Medellín o la avalancha de la quebrada La Liboriana en el municipio de Salgar, en el suroeste de Antioquia.

Una de las funciones de los voluntarios será iniciar el restablecimiento de lazos familiares y allegados de los colombianos en el Ecuador.

“La labor es dar información a las personas y familias en Colombia de la situación en que se encuentran sus seres queridos”, dijo Andrés Ramírez, coordinador de la Cruz Roja en Antioquia.

A esto se agrega que el día de ayer, en articulación con el socorro nacional, la Cruz Roja de Antioquia activó los grupos operativos de Antioquia, el personal de salvamento, búsqueda y rescate, con especialidad en estructuras colapsadas. Podrían ser llamados en cualquier momento.

“Los voluntarios tienen conocimiento de cómo hacer la localización y extracción de personas vivas y un binomio canino para hacer la búsqueda de personas que estén desaparecidas en los escombros”, señala Ramírez.

 

Fuente: El Tiempo. 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba