Al menos 150 soldados de EE.UU. llegan a Siria

(Foto: sputniknews.com) (Foto: sputniknews.com)

Al menos 150 soldados estadounidenses llegaron este jueves a zonas bajo el control de los kurdos en el norte de Siria, reveló a Efe el portavoz del departamento de Defensa de administración interina kurda en la región de Al Yazira, Naser Hach Mansur.

Los militares de EEUU respaldarán a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una coalición armada kurdo-árabe que lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), explicó el portavoz kurdo en conversación telefónica.

Mansur no quiso precisar la vía de entrada en el territorio sirio de los uniformados y se limitó a apuntar que se encuentran en Al Yazira, que se ubica en la provincia de Al Hasaka, en el noreste del país.

Hace tres días, el presidente de EEUU, Barack Obama, anunció el envío adicional de 250 soldados a Siria para contribuir en labores de "entrenamiento y apoyo", aunque no participarán en misiones de combate.

La llegada de los primeros militares se produce pese a las reticencias de Obama de mandar tropas a Siria y en medio de una creciente presión para hacer más en la lucha contra el EI, que proclamó un califato en el territorio sirio y el iraquí en junio de 2014.

La reacción del Gobierno de Damasco no se ha hecho esperar y en un comunicado manifestó su preocupación por las informaciones sobre la entrada de 150 soldados estadounidenses, que calificó de "agresión flagrante".

En la nota una fuente del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores destacó que "la República Árabe de Siria condena rotundamente esta agresión flagrante que constituye una grave injerencia y una violación incuestionable de la soberanía de Siria".

La fuente del ministerio sirio recordó que esta acción "ilegal" ha tenido lugar sin el consentimiento del Ejecutivo de Damasco.

"Esta intervención contradice las leyes y las convenciones internacionales", subrayó la fuente, que instó a la comunidad internacional a adoptar las medidas adecuadas para detener "el movimiento agresivo de EEUU". 

 

Fuente: El Espectador. 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba