El arma secreta del éxito del Leicester

(Foto: AFP) (Foto: AFP)

Seguidores del líder de la Premier League atribuyen su brillante campaña a la bendición budista de un monje tailandés.

La espectacular epopeya del Leicester, líder destacado de la Premier League, se explica por su rendimiento en el campo, pero también por la bendición que hace habitualmente al equipo un monje budista tailandés que ha visitado a los jugadores en varias ocasiones en la ciudad inglesa.

Desde que los Foxes fueron adquiridos por Vichai Srivaddhanaprabha, discreto millonario tailandés, el monje budista Phra Prommangkalachan ha viajado una decena de veces a Leicester.

Además el equipo visitó en dos ocasiones su templo, situado cerca del barrio chino de Bangkok.

"Colgué de sus cuellos amuletos sagrados que les proporcionarán buena suerte", explica Phra Prommangkalachan, que recibió a la AFP en una pequeña sala detrás de su inmenso templo de mármol blanco, por donde desfila su legión de seguidores.

"No estoy seguro de que hayan comprendido todo lo que les expliqué, pero saben que les traerá buena suerte", añade este monje budista de 64 años, vestido con una túnica naranja.

Los amuletos, que llevan el escudo del club e inscripciones sagradas, les permitirán "ser resistentes y fuertes mentalmente" y "no temer a sus adversarios, incluyendo los grandes equipos".

"El propietario nos ha pedido rezar para atraer la suerte a la dirección del club y a los jugadores", explica Phra Prommangkalachan, rodeado de muchos autorretratos, al lado de fotografías del rey y del príncipe de Tailandia.

La última visita

El próximo mes el monje regresará a Leicester para completar una última visita antes de la recta final de la competición, decisiva para las aspiraciones del Leicester de convertirse en el campeón más sorprendente de la Premier League desde su creación en 1992.

Tras 30 jornadas, cuando restan 8 por disputarse, el Leicester es líder con cinco puntos de ventaja sobre el Tottenham.

Hace siete años el Leicester jugaba en tercera división y varias de sus actuales estrellas deambulaban por las categorías inferiores del fútbol inglés en equipos poco reconocidos.

"Los jugadores están contentos de ver a los monjes. A pesar de la lengua y aunque no tenemos la misma religión, somos ahora amigos próximos", señala Phra Prommangkalachan.

Más del 90% de los ciudadanos tailandeses son budistas pero en el país las tradiciones hinduistas y animistas están normalmente mezcladas: La planta 13ª en un edificio está prohibida, los dirigentes políticos recurren a la numerología o a los consejos de los videntes, mientras que los fantasmas y los amuletos forman parte de la vida cotidiana.

"Serán campeones de la Premier League, estoy seguro", se despide Phra Prommangkalachan con una enorme sonrisa.

Fuente: El Tiempo

http://www.elespectador.com/

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba