Esteban Chaves y Rigoberto Urán empiezan a brillar en el Giro Destacado

(Foto: Agencia EFE) (Foto: Agencia EFE)

Los pedalistas colombianos finalizaron la cuarta etapa a seis segundos del ganador, Diego Ulissi. El bogotano es décimo en la general, mientras que el antioqueño es decimosegundo.

Los pedalistas colombianos empiezan a destacarse en el Giro de Italia. Esteban Chaves y Rigoberto Urán ascendieron posiciones en la clasificación general de la competencia después de llegar a seis segundos del ganador de la etapa, el italiano Diego Ulissi (Lampre), quien fue el ganador de la cuarta etapa de la competencia con un tiempo de 4:46:51.

Con los resultados de la cuarta etapa que se llevó a cabo desde Ordine D’Arrivo – Praia a Mare con 200 kilómetros de recorrido, Esteban Chaves se metió en el top-10 de la clasificación general a 37 segundos del nuevo líder de la competencia, Tom Doumolin, mientras que Rigoberto Urán se ubica en la posición 12 a 40 segundos.

Los otros colombianos que se encuentran en competencia llegaron a más de 40 segundos. Darwin Atapuma llegó en la posición 39 a 43 segundos del ganador, con el mismo tiempo del corredor del BMC llegó Sebastián Henao. Carlos Betancur, por su parte, llegó en la posición 63 a 1:11 y Daniel Martínez perdió más de seis minutos en la etapa. 

Diego Ulissi superó la línea de meta por cinco segundos a los holandeses Dumoulin (Giant Alpecin) y a Steven Kruijswijk (Lotto NL), quienes bonificaron seis y cuatro segundos, respectivamente. El español Alejandro Valverde fue cuarto, y el italiano Vincenzo Nibali sexto en una etapa disputada bajo un sol reluciente. Ulissi, de 26 años, atacó a 9 kilómetros para meta, en la subida al pequeño repecho situado a las afueras de la localidad de llegada. El toscano logró así su quinto triunfo en el Giro de Italia.

El velocista alemán Marcel Kittel, que llegaba como líder de la general, cedió definitivamente junto a la mayoría de los esprinters cuando faltaban 20 kilómetros para meta. Al finalizar la etapa, el equipo francés FDJ anunció el abandono de su jefe de filas, Alexandre Geniez, 9ª en el Giro del año pasado, tras haber sufrido una segunda caída en tres días.

La jornada que situó al Giro en su territorio natural fue rápida y exigente, con una primera parte amable y un final rompepiernas que pasó factura. El pelotón salió disparado, con una escapada que se formó de inmediato con el esloveno Mohoric (Lampre), el austríaco Brandle (Iam),el italiano Boem (Bardiani) y el estadounidense Rosskop (BMC). En la primera hora de carrera se cubrieron nada menos que 51 kilómetros. El cuarteto lo intentó, sobre todo cuando el terreno era favorable, ya que los primeros 120 kilómetros no ofrecían ninguna dificultad. No obstante, el Etixx del líder Marcel Kittel no permitió que la fuga se hiciera demasiadas ilusiones y mantuvo a raya a los fugitivos.

Los primeros apuros llegaron en el Alto de Bonifaci. Kittel empezó a pasar apuras en el ascenso y el pelotón entró en batalla, de manera que el alemán perdió contacto con la cabeza, lo mismo que otros esprinter como Elia Viviani. El Astana de Nibali tensó en la bajada, por lo que la diferencia con la avanzadilla fue disminuyendo. Con 50 kilómetros hasta meta concluyó la escapada, pero los ataques se fueron sucediendo. Kittel contactó de nuevo con el grupo, que terminó de cortarse con 20 hombres por delante, entre ellos grandes rodadores como el italiano De Marchi (BMC). El alemán volvió a ceder en la subida a San Pietro.

En bajada hacia la costa de Praia a Mare las dificultades se acumularon con curvas complicadas que pusieron en fila india a la cabeza de carrera. Apenas 21 segundos de ventaja antes de afrontar el punto caliente de la jornada, el muro de Via del Fortino, a 10 de meta, una dificultad real con una dura pendiente al 18 por ciento. Empezaron los movimientos. Por delante Ulissi pegó el zarpazo definitivo sin contestación alguna. Sus compañeros de fuga, entonces reducidos a 6, no fueron capaces de seguirle y se integraron en un grupo de 25 corredores con todos los favoritos. Ulissi no miró atrás y se presentó en meta con unos metros de ventaja. Suficientes para firmar su quinta victoria de etapa en el Giro y la primera de la temporada. "Ganar en el Giro siempre es increíble", dijo. Tan increíble como la sorpresa de Dumoulin, que se encontró de nuevo con el maillot rosa.

La quinta etapa se disputará este miércoles entre Praia a Mare y Benevento, de 233 kilómetros, con un premio de montaña de tercera categoría, en el kilómetro 35.

Fuente: El Espectador

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba