Llantas usadas en Bogotá serán utilizadas como combustible alternativo

(Foto: Pamela Aristizabal / El Espectador) (Foto: Pamela Aristizabal / El Espectador)

El Distrito recolectará llantas que serán utilizadas como combustible alternativo en los hornos cementeros de Argos.

Se estima que casi 2,5 millones de llantas usadas se producen en Bogotá, muchas de las cuales van a parar a talleres, montallantas, patios de casas, diferentes centros de acopio –algunas veces clandestinos– o espacios públicos (bien sean calles, parques e incluso, ríos), aumentando el riesgo de emergencias como incendios y provocando serios daños en términos ambientales, económicos y sanitarios.

Para hacerle frente a esta problemática, la Alcaldía de Bogotá acaba de firmar un acuerdo con Cementos Argos para facilitar la adecuada disposición de llantas en la capital del país. De ahora en adelante, según el convenio, estas llantas serán usadas como combustible alternativo en los hornos cementeros.

Esta medida se suma a un decreto proferido por la Administración pasada, el cual pone en cintura la disposición irregular de llantas usadas en la ciudad y establece la creación de un programa de aprovechamiento de neumáticos cuya vida útil haya concluido. Se trata del Decreto 442 de 2015, que ordenó pasar del 20% al 100% el uso de granulo de caucho en las obras viales de la ciudad y su aplicación en la capa asfáltica de parques. (Lea: Por decreto, caucho de llantas usadas servirá para tapar huecos en Bogotá)

Según explicó el Distrito, el acuerdo firmado con Argos abarca equipos especiales que cuentan con sistemas de filtrado y limpieza de gases que garantizan que la disposición de las llantas se realice de manera segura, controlada y limpia. Esto, gracias al proceso de combustión que se lleva a cabo en los hornos y que tiene características especiales que aseguran la completa destrucción de los componentes tóxicos y el aprovechamiento de su energía.

“Las llantas han sido uno de los problemas ambientales más graves de la ciudad: no pueden mandarse al relleno sanitario y no hay cómo reciclarlas. Millones se acumulaban en sitios donde frecuentemente se incendiaban. El proyecto de Argos es revolucionario, pues las llantas podrán ser usadas en la combustión de sus hornos, ejemplo que esperamos sea seguido por las demás cementeras”, manifestó el alcalde Enrique Peñalosa.

Por su parte, Juan Esteban Calle, presidente de Cementos Argos, reveló que en Colombia se generan alrededor de 7 millones de llantas al año, por lo que requieren un manejo adecuado para que no resulten siendo residuos peligrosos que atentan contra la salud de las personas.

“Hoy en nuestra Planta Rioclaro estamos en la capacidad de coprocesar 20.000 toneladas al año, lo que equivale a cerca de 1.5 millones de llantas y además, con las inversiones que estamos realizando en Planta Cartagena, proyectamos que en el mediano plazo tendremos la capacidad de disponer en total hasta 65.000 toneladas por año, cerca de 4.5 millones de llantas. En definitiva, estaremos en la capacidad de aportar el 65% de la solución de esta problemática en Colombia”, sostuvo Calle.

Se estima que las zonas más afectadas por la acumulación irregular de llantas en Bogotá son Fontibón, el 7 de Agosto, San Andresito y sectores aledaños al Hospital Meissen. (Lea: Lo que dejó al descubierto el incendio en Fontibón).

Fuente: El Espectador

1 comentario

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba