Cinco muertos y 900 riñas en Bogotá durante celebración del triunfo de Nacional

(Foto: Agencia EFE) (Foto: Agencia EFE)

Intolerancia, exceso de velocidad y extremado consumo de alcohol de hinchas fueron las causas de la noche violenta. Un menor de edad entre las víctimas.

Mientras en Medellín el balance de la celebración de los hinchas de Atlético Nacional - equipo que se coronó campeón de la Copa Libertadores por segunda vez tras 27 años – no fue negativo, las cifras de violencia en Bogotá se dispararon. Cinco muertos, decenas de heridos y casi 1.000 riñas se presentaron en la ciudad.

Los hinchas en la capital se descontrolaron y protagonizaron una trágica celebración. En las localidades de Kennedy y Ciudad Bolívar ocurrieron el mayor número de riñas. La línea 123 recibió en menos de dos horas llamadas alertando sobre peleas entre jóvenes, la mitad que recibe en un día normal.

En dos hechos aislados, un hombre y un menor de edad fueron atacados con arma blanca por seguidores del equipo ‘verdolaga’ hasta que les causaron la muerte. En otro caso – que aún no se comprueba si estuvo relacionado con la celebración – fueron abaleados dos hombres por sujetos que se dirigían en una motocicleta.

Entre tanto, en Ciudad Bolívar un grupo de hinchas de Millonarios (equipo que disputaba un partido de la Copa Águila con el Tolima) sostuvo un enfrentamiento con los de Atlético Nacional en el que con palos, armas blancas y piedras se atacaron dejando al menos 15 heridos. El Escuadrón Antidisturbios y la Policía tuvieron que intervenir.160 personas fueron trasladas a la Unidad Permanente de Justicia (UPJ).

Otro caso trágico ocurrió sobre la Avenida Boyacá con calle 53, donde un hincha de Atlético Nacional en aparente estado de embriaguez y excediendo los límites de velocidad cruzó el semáforo en rojo y fue arrollado por un vehículo, perdiendo la vida instantáneamente.

Las autoridades investigan también la denuncia de una familia en el sur de Bogotá que asegura que un grupo de más de 150 hinchas del ‘verde’ los agredieron, cuando ingresaban a su vivienda al parecer por portar las camisetas de Millonarios. Tres de los miembros de la familia resultaron heridos. Además los supuestos hinchas casi destruyen la vivienda: con piedras rompieron los vidrios, las puertas y hasta el carro. 

En varios puntos de la ciudad, las vías fueron bloqueadas por los hinchas mientras celebraban. En Usme los hinchas que estaban apostados en las calles y en aparente estado de embriaguez atacaron una ambulancia que cruzaba por el lugar. 

 

Fuente: El Espectador

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba